26 de marzo de 2014 / 02:49 p.m.

Monterrey.- Las quejas por parte de derechohabientes del Instituto Mexicano del Seguro Social por desabasto de medicamento continúan presentándose.

La denuncia se realizó por parte de ciudadanos que acuden a la clínica 28, ubicada en la avenida Penitenciaria y Rodrigo Gómez, en el municipio de Monterrey.

Virgilio Garza es una de las personas que se ven afectadas por este desabasto de medicamentos, en lo que va de este mes ha acudido en dos ocasiones a la clínica a preguntar por los fármacos que le recetan para su tratamiento de la próstata y colesterol y debido a esta falta de éstos ha tenido que comprarlos.

"Vine por medicamento para la próstata que me dan cada mes pero como que no lo han surtido, ya van dos ocasiones que vengo y no hay nada; ya van varias ocasiones que vengo y no hay como que no les han surtido, también vengo por el del colesterol y no hay lo único que me queda es comprarlo y es más gasto", comentó.

Reynaldo Chávez, acudió a la clínica 28 a preguntar por los medicamentos de su madre, a quien le fueron recetados desde el día 25 de marzo y aun no se los entregaban, porque la remesa de éstos aún no había llegado.

"Vine por el medicamento de mi madre, ella padece diabetes y desde el 25 se los recetaron y no los tenían, constante es esta falta de medicamentos y ahí anda batallando mi madre con la falta de ellos, es un batallar seguido aquí", declaró.

Francisco López es otro derechohabiente afectado por este desabasto de medicamento comentó que nunca se encuentran en existencia las medicinas para el tratamiento de la diabetes.

"No hay de nada, no hay nada hasta ahorita toda la gente se está quejando, no hay insulina no hay nada, siempre batallamos y cuando llega a ver medicamentos nombre se hacen las filotas pero es bien raro que si tengan los medicamentos que nos recetan", señaló.

Quienes se ven más afectados por este desabasto de medicamentos son las personas de la tercera edad que padecen de enfermedades crónicas degenerativas, como diabetes, colesterol e hipertensión y quienes no cuentan con vehículo propio que tienen que gastar hasta en tres camiones para poder llegar a la clínica 28 del Seguro Social.

Denisse Mesta