29 de junio de 2014 / 07:39 p.m.

Monterrey.- Este domingo, llenos de ilusiones esperando un triunfo de la Selección Mexicana de futbol, aficionados llegaron desde temprano a establecimientos de venta de carne y barbacoa.

El primer objetivo, llevar el desayuno a la familia y de paso la carne para asar.

Los colores verde, blanco y rojo estaban en todos lados.

Pero como no sólo de carne asada vive el regiomontano, se vale probar de todo.

Con optimismo se levantaron esperando que el marcador fuera de tres goles a favor del equipo tricolor.

Aunque al final el resultado no fue lo que todos esperaban, las ilusiones se transformaron en un sueño roto, pero lo importante es la convivencia con los seres queridos.

FOTO: Especial

GUADALUPE SÁNCHEZ