21 de mayo de 2014 / 03:21 p.m.

Monterrey.- La decisión de demoler la caseta de la colonia Naranjo Indeco, ubicada en el municipio de Monterrey, se efectúo debido a los resultados obtenidos en una encuesta que el Ayuntamiento les realizó a 130 ciudadanos.

Este miércoles por la mañana, los vecinos del sector exigieron a la alcaldesa Margarita Arellanes que reinstalara una caseta de seguridad donde estaban presentes elementos de Fuerza Civil, pues fue derrumbada para ampliar un gimnasio que se encuentra en la calle Chopos, entre Sabinos y Plaza Jacarandas.

Habitantes del sector comentaron esta mañana que llevaron un oficio con más de 250 firmas al palacio municipal, y aunque las autoridades quedaron de atender el caso no fue así.

Sin embargo afuera del gimnasio ubicado en la calle Chopos, entre Sabinos y Plaza Jacaradas, se encontraban dos grupos de vecinos donde incluso se calentaron los ánimos.

Mientras uno encabezado por la presidenta de Junta de Mejoras de la colonia, Mireya Serrato, señalaba que es arbitrario lo que hicieron las autoridades y donde ni siquiera les han informado si será reubicada o no la caseta, el otro liderados por Guadalupe Álvarez, manifestaron que municipio citó a los vecinos, pero no fueron a la cita.

Los quejosos comentaron no estar en contra de la remodelación del gimnasio, pero sí de que la caseta haya sido destruida.

La obra será construida en un tiempo de 120 días, cuya inversión será de alrededor de 3 millones y medios de recursos provenientes del ramo 33.

TELEDIARIO DIGITAL CON INFORMACIÓN DE MARILÚ OVIEDO