ESTHER HERRERA | MILENIO DIGITAL
2 de julio de 2015 / 08:56 a.m.

Monterrey.- Petróleos Mexicanos reiteró que los problemas de suministro de combustibles que se han suscitado en la región norte del país, se deben principalmente al incremento de tomas clandestinas.

La compañía, a través de la subdirección de Almacenamiento y Reparto, ha programado la adquisición de volúmenes adicionales de importación, esto, aseguró permitirá regularizar el abasto.

Mediante un comunicado de prensa, la empresa petrolera afirmó que el programa de distribución de gasolinas y diesel se normalizará en los próximos días.

El problema del robo de combustible se ha dado particularmente en los poliductos Madero-Cadereyta y Brownsville-Cadereyta, lo que ha afectado el suministro a la zona metropolitana.

Resaltó que además, la refinería de Cadereyta continúa su programa de mantenimiento mayor y se encuentra en proceso de estabilización de producción, lo que de igual manera contribuirá a regularizar la entrega de los combustibles a las estaciones de servicio de la zona.

Pemex enfatizó que se cuenta con inventarios de gasolinas Magna y Premium, así como de diesel, en las terminales de almacenamiento y reparto de Cadereyta y Santa Catarina.