AGUSTÍN MARTÍNEZ
14 de junio de 2017 / 08:54 p.m.

MONTERREY.- Ha pasado una semana desde que la adolescente Leslie Rubí Oviedo Martínez fue privada de la libertad por tres sujetos en la colonia San Bernabé, y nada se sabe de ella.

Sus familiares, principalmente su mamá, se encuentran sumamente tristes y a la vez desesperados, por lo que esperan encontrarla a la brevedad posible.

“No sospechamos de nadie en particular. No, no, de nadie, pues no tenemos problemas tan graves, como para que le hicieran eso a la niña”, comentó la señora Verónica Oviedo Martínez.

Ella pidió a la ciudadanía aportar cualquier información, cualquiera, que pueda ser útil para la localización de la joven de 17 años, quien habita en la colonia Fomerrey 110.

“Que si la ven, que se reporten a los números que vienen ahí, en la Alerta Amber. Si la llegan a ver, o vieron algo sospechoso. Cualquier dato que tengan. Cualquier dato que tengan de la niña”, suplicó.

El jueves 8 de enero como a las 22:40 horas, Leslie caminaba con su novio, Jesús de 22 años, por las calles Pizarra y Ágata, en la colonia San Bernabé.

Regresaban de un partido de futbol en el campo nacional, cuando fueron interceptados por tres sujetos que viajaban en un taxi Versa blanco con amarillo.

Dos de los desconocidos obligaron a la adolescente a subir al vehículo. El novio no pudo hacer nada, a pesar de que intentó evitar el plagio.

“Y pues el otro chavo aprovechó, se subió y fue cuando arrancaron. Arrancaron muy recio, y ya ni de ver placas, ni nada, alcancé”, comentó el joven.

El novio negó que él o la joven tuvieran problemas con alguien, o que hubieran recibido amenazas. No conocía a los plagiarios y desconoce el motivo de los hechos.

“Nunca los había visto, o que nos hubieran molestado, pues no. Siempre estábamos aquí en la esquina de su casa, o allá en mi casa estábamos, pero nunca, nunca, los habíamos visto”, reiteró.

Leslie Rubí Oviedo Martínez es delgada y de tez aperlada. Mide 1.60 y tiene cabello largo y rizado. Como señas particulares tiene una cicatriz en la frente, y otra de un piercing en la nariz.

La información para conocer su paradero puede enviarse en forma anónima a los teléfonos 2020-4439 y 2020-4460, de la Procuraduría de Justicia estatal.



dat