8 de junio de 2014 / 09:51 p.m.

Monterrey.- Con el mundial de futbol en puerta y en vista de que para algunos este deporte es como una religión, el Arzobispo de Monterrey, Rogelio Cabrera López, pidió no perder de vista que es un evento deportivo para que los aficionados no se dejen llevar por emociones negativas y que esta justa deportiva transcurra en paz.

Por lo mismo, tampoco consideró que sea necesaria la venta de alcohol en algunos cines durante la proyección de los encuentros, por lo que consideró que las familias también pueden estar desde su casa observando estos juegos.

FOTO: Especial

GUADALUPE SÁNCHEZ