19 de junio de 2014 / 12:02 a.m.

Monterrey.- Pese a tapizar el portal de Internet del Municipio, colocar mantas en puentes peatonales, repartir camisas, vasos, calcomanías y hasta botes de agua con las siglas "MA's", la alcaldesa Margarita Arellanes negó la existencia de un programa o campaña con ese nombre.

Arellanes llamó "paseos familiares" sus cuestionadas visitas dominicales a otros municipios gobernados por el PAN, donde participa en actos públicos.

"Hoy pueden ver que aquí está mi hija, pues el domingo que podamos salir en familia, yo creo que es algo que debemos de seguir fomentando, la convivencia y la unión familiar", comentó la alcaldesa.

De los 10 millones de pesos que lleva gastados en los últimos seis meses, dijo que fueron para recomponer el tejido social y "sacar a la calle" a las familias atemorizadas por la inseguridad.

Y de los altos índices delictivos en las zonas patrulladas por la Policía de Monterrey, mostró el semáforo del delito y dijo que sus números son más alentadores.

"Existe además un acuerdo para respetar y para no politizar el tema de seguridad, pero adicionalmente te digo que hemos tenido un avance aún mayor", recalcó.

"En lo que fue octubre del año anterior, dejábamos una baja en la incidencia delictiva del 45 por ciento. Hoy tenemos una baja delictiva de un 56 por ciento", agregó la munícipe.

Arellanes no quiso hacer comentarios sobre la petición priista para que renuncie al cargo y continúe con su pre campaña política.

FOTO: Archivo

JOSÉ PLATA