3 de julio de 2014 / 01:04 a.m.

Monterrey.- El gobernador Rodrigo Medina de la Cruz le recordó al líder del PAN en el Congreso, Alfredo Rodríguez Dávila, que el Estado se divide en tres poderes, por lo que no puede atender su solicitud de negociar con él la reforma electoral.

Ante la polémica que generó a nivel nacional que Nuevo León sea una de las tres entidades que en la fecha límite no homologó su legislación con la federal, el coordinador de la bancada panista condicionó el regreso a la mesa de diálogo a que sea el jefe del Ejecutivo quien encabece la negociación.

Sin embargo, la respuesta de Medina de la Cruz fue clara "es un tema que no puede ser, ya que hasta el mismo Partido Acción Nacional resultaría vulnerado", dijo.

"Por supuesto, estamos atentos a lo que sucede en el Congreso del Estado pero siendo muy respetuosos de esa autonomía y responsabilidad que tienen las y los diputados de cumplir con su obligación de legislar", agregó el mandatario.

El Gobernador dijo que lo que puede hacer es un llamado a que con toda responsabilidad se piense antes en los derechos democráticos de la gente y que no se antepongan intereses partidistas a ello.

El lunes, el dictamen regresó a la "congeladora" al no obtener los 28 votos necesarios, pues los diputados panistas se ausentaron del Congreso, por lo que se esfumó la posibilidad de que para el 2015 se puedan postular candidatos independientes y se respete la paridad de género.

"Con muchísimo interés, el llamado es para que asuman su responsabilidad y que no dejen a los ciudadanos de Nuevo León en un estado vulnerable, que no le quiten a la gente el derecho de elegir a sus gobernantes con el poder del voto y que esto no vaya a caer en un caos jurídico que vaya a resolver a la postre elecciones no a través del voto sino a través de una resolución judicial", dijo.

Medina de la Cruz lamentó que la reforma electoral en Nuevo León se haya tomado como moneda de cambio para negociar las leyes secundarias de la reforma energética.

"Es algo irresponsable, deben manejarse por cuerdas separadas, lo que es electoral que se discuta en materia electoral pero no tiene el país porqué pagar por una decisión del partido, del grupo y que es una decisión personal porque eso está afectando el progreso y desarrollo económico de Nuevo León y de México", señaló.

FOTO: Archivo

SANDRA GONZÁLEZ