ORLANDO MALDONADO
28 de marzo de 2016 / 06:09 p.m.

Monterrey.- El Gobierno del Estado descartó de manera rotunda que su imagen como autoridad se vea manchada ante el Presidente, Enrique Peña Nieto, por el desplegado que le hizo llegar la armadora coreana KIA Motors.

En entrevista, Manuel González, secretario General de Gobierno, informó que el Estado está actuando conforme a derecho, resaltando que el gobernador, Jaime Rodríguez, está en constante comunicación con el secretario de Economía del país, Ildefonso Guajardo, así como con el jefe del Ejecutivo.

En este sentido, el funcionario estatal comentó que están concentrados en seguir en constante coordinación con las partes involucradas, y pronto llegar a un acuerdo en donde todos salgan beneficiados.

Insistió en que el Estado revisará la ley para detectar que no se esté incurriendo en ningún exceso, irregularidad o se esté actuando fuera de ella.

"No sé si el término que usted utilizó sea algo correcto, manchar no. Nosotros lo que hemos revisado es la Ley y si la Ley en algunos casos está aplicada o en exceso, o fuera, o a un lado de ella, nosotros lo haremos ver.

"En cuanto a la Federación nosotros hemos estado en permanente comunicación con la Secretaría de Economía con nuestro amigo Ildefonso Guajardo y con el propio Presidente lo ha hecho el gobernador, no (les afecta), nosotros lo que vemos es que hay que seguir unidos en la búsqueda de las soluciones alrededor de todo esto", dijo.

Este lunes KIA Motors y el Sindicato Nacional de Trabajadores de la Industria Automotriz mandaron un desplegado al Presidente, Enrique Peña Nieto y al secretario de Economía, Ildefonso Guajardo, para que intervengan en concretar los planes y proyectos fijados en el contrato realizado con la pasada administración.

"Nos permitimos respetuosamente solicitar su intervención y apoyo hacia la materialización de este proyecto y terminación de obras de infraestructura para arrancar con éxito la producción de 300 mil unidades al año.

En el texto, la armadora de Pesquería resalta que su proyecto contempla la derrama de más de 14 mil empleos, así como la inversión de 3 mil millones de dólares y beneficios de más de 4 mil millones de dólares al año, solamente en el tema de exportaciones en los primeros años de producción.

"Por lo anterior, nos permitimos respetuosamente solicitar su intervención y apoyo hacia la materialización de este proyecto y terminación de obras de infraestructura para arrancar con éxito la producción de 300 mil unidades al año", cita el documento.

Cabe resaltar que el desplegado concluye con las firmas de Alberto López de Nava, presidente de la Asociación Mexicana de Distribuidores KIA y de Francisco Joaquín del Olmo Velázquez, representante del Sindicato Nacional de Trabajadores de la Industria Automotriz.