23 de enero de 2014 / 11:18 p.m.

 

Monterrey.- Tras aclarar que no se está discriminando a nadie, tal y como lo marcan las reformas a la ley, el Isssteleón aceptó que se está analizando quiénes serán contarán con los beneficios legales para actuar en consecuencia.

La directora del organismo, Sandra Tristán, explicó que hasta el momento no se ha rechazado a nadie por motivos de edad, enfermedad crónica o cualquier otro motivo, pues las reformas a la ley del Isssteleón, aprobadas en octubre del año pasado, cambiaron la normativa con que se recibía a la gente.

Anteriormente, quienes padecían una enfermedad terminal, enfermedad crónica, sobre peso o rebasaban cierta edad, no eran admitidos en el Isssteleón, por lo que no se les aceptaba el pago de sus cuotas y mucho menos se les daba el servicio médico.

Tras varios juicios donde los jueces consideraron que existía una discriminación, se modificó la ley para eliminar esas injusticias.

En una breve rueda de prensa, la directora de Isssteleón manifestó que se está respetando la ley y no hay discriminación para nadie.

Explicó que luego de ser aprobadas las reformas a la Ley del Isssteleón, quedó permitido la inscripción al organismo de personas mayores de 50 años o que tuvieran una enfermedad preexistente.

Ante esto, el organismo ha cumplido, dijo Tristán Garza, y descartó que hayan negado la atención a alguna persona por motivo de edad o enfermedad.

En octubre del año pasado se aprobaron las reformas a las fracciones IV y V de la ley del Isssteleón, la cual rige a los servidores públicos del Estado.

"Actualmente nos encontramos en el proceso de definir los alcances que tendrá esta reforma y quiénes serán los sujetos beneficiados de la misma, así como también el proceso de afiliación que tenemos dentro del Instituto conlleva a analizar cada caso en particular, por lo que cada caso que se reciba en esta materia tendrá que llevarse a cabo el análisis particularmente a cada uno", expresó Tristán Garza.

Indicó que las personas en lo particular no pueden realizar las solicitudes de atención, sino que tiene que ser por medio de las dependencias del Estado.

Francisco Zúñiga Esquivel