AGUSTÍN MARTÍNEZ
10 de diciembre de 2016 / 04:43 p.m.

MONTERREY.- La Procuraduría de Justicia cuenta con algunas pistas de los hombres que el viernes asaltaron a un transportista, y balearon a un ministerial que intentó evitar el ilícito.

Una fuente allegada a las indagatorias dijo que los peritos recabaron algunos indicios y huellas dactilares en la camioneta que abandonaron los delincuentes momentos después de los hechos.

Por medio de esos datos los agentes ministeriales tratan de averiguar las identidades de los asaltantes, quienes son materialmente "cazados" por las autoridades.

Se habla de dos o tres individuos de los que se sospecha, por la manera en la que llevaron a cabo el atraco, pudieran estar vinculados a otros hechos delictivos.

Trascendió que la Procuraduría se mantiene en su dicho, de que fue un incidente en el que el elemento policíaco trató de defender a una víctima de robo.

De esa manera descarta que se haya tratado de un ataque directo.

El agente Daniel Camacho Casas, de 25 años, se encuentra estable en un hospital particular.

Presenta una herida en el pecho, pero el proyectil no dañó órganos vitales.

El ataque ocurrió la tarde del viernes en las calles Ocampo y Rayón, a media cuadra del edificio de la Procuraduría.