20 de marzo de 2014 / 12:55 a.m.

Monterrey.- Luego del sismo que se dejó sentir este martes de una magnitud de 4.2 grados en la escala de Richter, las presas de Nuevo León no mostraron algún daño, aseguró  Óscar Gutiérrez, director general del Organismo Cuenca de Río Bravo de la Conagua. 

El funcionario sostuvo que están monitoreando las mismas por si se presenta algún daño, ya que todo parece indicar que los movimientos telúricos van a seguir.

"En este momento no, nosotros estamos monitoreando, hay instrumentación en las principales presas de la entidad, tenemos instrumentación, significa la colocación de testigos que desde que se construyó la presa se utilizan para poder detectar cualquier movimiento o desplazamiento horizontal, vertical en los tres ejes de cualquiera de las estructuras principales de la presa.

"Lo que hacemos en Comisión Nacional del Agua, es monitorear constantemente éstos testigos  a fin de verificar que no haya desplazamientos, hasta este momento los movimientos telúricos no han tenido un impacto visible o perceptible en las presas, estamos incrementando las lecturas que estamos haciendo en las presas a fin de asegurar que la infraestructura está en condiciones de operación y que ante este nivel de sismos que se han presentado pensamos que no repercute o no ha repercutido", informó.

Asimismo dijo que en caso de que ocurra algún daño, será el Centro Nacional de Prevención de Desastres (Cenapred) quien establezca los protocolos para poder llevar a cabo las contingencias que tengan que hacerse, y añadió que se tendrían que tener los planes listos para cualquier situación, incluso en la más delicada como alguna evacuación.

MARILÚ OVIEDO