SYNDY GARCÍA
16 de agosto de 2016 / 07:40 a.m.

MONTERREY.- Mientras que la Asociación Estatal de Padres de Familia descartó mutilar hojas a los libros de texto; la Unión Neolonesa de Padres de Familia reiteró su demanda de retirar los contenidos.

Luego de realizar una reunión con Esthela Gutiérrez, secretaria de Educación; Adriana Dávila, presidenta de la Asociación Estatal de Padres de Familia, descartó la opción de cortar páginas a los libros de texto de educación básica al llegar a nuevos acuerdos con la autoridad estatal.

Dentro de lo acordado se contemplan nuevos cursos de apoyo psicoemocional a los adolescentes, la opción de crear material adicional para evitar embarazos a temprana edad, así como participar en foros para nuevos libros.

"Si nosotros impulsamos un programa de apoyo psicoemocional podemos satisfacer esa inquietud tan válida y es qué hacer para que nosotros logremos que nuestras pre adolescentes extiendan su embarazo hasta que sean mayores de edad", dijo la secretaria de Educación, Esthela Gutiérrez.

Aunque los representantes de la Unión Neolonesa de Padres de Familia no asistieron a la reunión, la organización realizó varias peticiones por escrito a la autoridad educativa estatal.
Dentro del documento, firmado por Luz María Ortiz Quintos, presidenta de la Unión Neolonesa de Padres de Familia, se exigió a la Secretaría de Educación estatal no entregar en los planteles y a los alumnos los libros de primero, segundo y tercero de preescolar.

Se solicitó también retirar los libros del Rincón de Lectura de preescolar y primaria. Además se demandó no entregar a los alumnos los textos de Ciencias Naturales de primero, cuarto, quinto y sexto de primaria.

A nivel secundaria, los padres de familia hicieron la solicitud de no entregar los libros de Biología y de Formación Cívica y Ética de primero.

"Es muy importante contar con la respuesta favorable a esta solicitud a más tardar el próximo jueves 18 de agosto, para así poder dar satisfecha la presente petición", se expone en la solicitud.

Si bien se reveló que se intentó entregar la petición por escrito a la Secretaría de Educación, se indicó que la titular no la quiso recibir porque el documento no estaba dirigido a ella.

Gutiérrez consideró a su vez que los planteamientos de Ortiz Quintos de arrancar las hojas es una decisión "autoritaria", lo cual no se permitirá de acuerdo a la ley.

"Según la ley general de educación se puede sancionar hasta por cinco mil salarios mínimos a quien verdaderamente actúe desde su punto de vista (al arrancar hojas)", expuso la funcionaria.

A la reunión en las instalaciones de la Secretaría de Educación acudieron también la diputada federal del PAN, Ximena Tamariz, así como los legisladores locales panistas, Hernán Salinas Wolberg, Sergio Pérez Díaz y Mercedes García, con quienes se acordó realizar un foro con las propuestas para los nuevos libros en el Congreso de Nuevo León a finales de septiembre.

Ambas asociaciones de padres de familia en la entidad han asegurado que los libros de texto promueven la vida sexual activa y tienen correlación con el aumento de embarazos adolescentes.