22 de julio de 2014 / 02:21 a.m.

Monterrey.- El querer "presumir" un hecho que ellos consideran "valiente" ha llevado a algunos delincuentes a echarse de cabeza con las publicaciones en las redes sociales, existen algunos casos como quienes han matado a personas, animales o incluso asaltando negocios.

Una de las situaciones se presentó en el mes de agosto del año pasado, cuando un joven de 17 años de edad llamado Carlos, preguntó en Facebook si alguien había visto el cuerpo de una mujer en un campo de futbol en el municipio de Escobedo, Nuevo León.

Comentario que puso a pensar a más de un usuario en la red, pues las autoridades no habían revelado tal hallazgo; posteriormente los restos de Estefanía Carolina Teruel, fueron ubicados en dicho sitio.

El hombre la asesino por celos, porque la mujer ya tenía una relación con otra persona y se negó a regresar con él.

El caso más reciente en la entidad se presentó el sábado, cuando Roberto Santos Martínez, confesó a través de la misma red social bajo el usuario de "Ra Terra", haber asesinado a su suegra, por problemas personales.

Pero los casos se dan en toda la república y en todo el mundo, el año pasado un hombre de 22 años de edad originario del Estado de México, también terminó por confesar a través de publicaciones en las redes la forma en la que asesinó a su novia de apenas 20 años.

Una vez que acabo con la vida de su pareja sentimental, Omar Zamora, uso la misma cuenta de su ex novia y en una conversación con los papás de la mujer confesó el crimen. La dama fue asesinada al ser estrangulada.

También en Estados Unidos se han dado casos, como en Florida donde un individuo confesó haber asesinado a balazos a su esposa, pero él incluso subió la fotografía de su víctima.

En un post, comentó: "Iré a la cárcel o a la pena de muerte por matar a mi esposa, los amo chicos, cuídense gente de Facebook me verán en las noticias", decía Dereck Medina.

Pero no sólo se delatan asesinos, también personas violentas o asaltantes, por ejemplo el año pasado se presentó se presentó el caso donde un joven de Querétaro publicó una fotografía y presumía haber matado a un gato, esto como prueba de que dichos animales no tienen siete vidas y posteriormente le apodaron el "Matagatos". El hombre que tuvo que fue sancionado con 16 mil pesos.

Otro caso más es el de varios individuos que se echaron de cabeza al subir fotos a su red social con una gran cantidad de billetes y la máscara que usaron para robar un banco de un reconocido centro comercial en la ciudad de México.

Los asaltantes lograron llevarse un millón de pesos, pero tras la investigación finalmente fueron detenidos.

Así es que si bien las redes sociales pueden ayudar para tener comunicación con familiares, amigos, compañeros y conocidos, lo cierto es que también han ayudado en la captura de malhechores, gracias a la colaboración de los mismos.

FOTO: Archivo

MARILÚ OVIEDO