MARCELA PERALES 
9 de agosto de 2017 / 08:39 a.m.

MONTERREY.- Otra de las problemáticas del matrimonio infantil es la deserción escolar y generalmente todas las menores que se casan o se unen libremente cumplen con un perfil muy especifico que las hace vulnerables.

Alma tenía 16 años cuando se casó y tuvo a su primer hijo.

Su contexto de vida estaba basado en la violencia familiar, desigualdad de género y falta de oportunidades.

“Mi papá se la pasaba en el trabajo y ya llegaba noche, por ahí dicen que tiene otra familia y hasta la fecha no estoy segura y mi mamá muy sumisa. ¿Había violencia en este núcleo familiar? Sí, porque varias veces llegó a pegarle delante de nosotros”

A decir de especialistas estos son los motivos principales por los que una menor decide casarse.
“Todo esto se relaciona principalmente por el tema de la pobreza, por el tema de la desigualdad entre hombres y mujeres, por la falta de educación, porque sabemos que al no tener escasos recursos no tienen la oportunidad”, explicó la Diputada Karina Barrón.

Por su parte, Ludivina Lozano, Presidenta de VICCALI, explica que las menores en disfunción familiar suelen tomar estas decisiones para inconscientemente huir de su situación actual.

“Piensan que al formar una familia, las cosas van a ser diferentes, pero no sucede así porque no tienen las herramientas adecuadas porque no se pueden mantener, porque va a vivir a otra casa donde se vive exactamente la misma problemática de la que ella está huyendo”, dijo la especialista.

Alma ahora tiene 30 años y en momentos lamenta las decisiones que tomó siendo adolescente.
Lo que más le pesa es haberse salido de la escuela y no tener ahora las oportunidades para brindarle una mejor calidad de vida a sus hijos.

“Mis papás ya no nos iban a apoyar y dije no por mi cuenta no la voy a hacer y para qué”.
Según la Asociación Viccali, en Nuevo León se registran de cuatro a cinco deserciones escolares por año a causa del matrimonio infantil.

El último reporte de la Encuesta Nacional de Deserción de la Educación Media Superior indica que estas uniones son la segunda causa por la que los menores dejan de estudiar.

Nuevo León permite el matrimonio infantil. la Diputada Karina Barrón y la Presidenta de la Red Mexicana de Ciudades Amigas de la Niñez, Lucía Todd, han presentado iniciativas para prohibirlo definitivamente.

Incluso éste último organismo señala que de no combatir los problemas sociales en los niños, incluyendo el matrimonio infantil, en el 2025 el 6.1 por ciento de los niños en México no asistirá a la escuela.


mmr