7 de diciembre de 2014 / 06:15 p.m.

Monterrey.- Casi cuarenta minutos después de lo anunciado, finalmente la alcaldesa Margarita Arellanes Cervantes arribó al lugar de inicio del desfile.

 

Fue recibida entre gritos de reclamo y quejas por parte de los asistentes, quienes abuchearon a la edil por su tardanza y le exigían que se apurara.

 

Dichas expresiones fueron ahogadas por la música y aplausos de los trabajadores del Instituto de la Juventud Regia, sin embargo, el malestar general fue evidente.

 

Una vez dentro del cerco de seguridad, Arellanes se dirigió al inicio de la marcha y procedió a cortar el listón para dar arranque al desfile.

 

Acompañada de su esposo e hijas, la alcaldesa subió a una camioneta y avanzó frente a los globos que forman parte del desfile, siendo todavía abucheada por los regiomontanos asistentes.

 

El recorrido arrancó en el cruce de la calle Cuauhtémoc y 5 de Mayo.

 

FOTO: ROBERTO ALANÍS

DANIELA GARCÍA