MILENIO DIGITAL | JAVIER SEPÚLVEDA
20 de marzo de 2015 / 08:31 a.m.

MONTERREY.- El general Alfredo Flores Gómez, secretario de Seguridad en Nuevo León, desmintió a Mauricio Fernández Garza, quien afirmó que durante su anterior administración, el llamado "Grupo Rudo" trabajó coordinado con el Ejército Mexicano, pero que fueron los soldados "quienes mataron".

Flores Gómez, quien durante la pasada administración de Fernández Garza era el comandante de la Séptima Zona Militar, afirmó que el panista miente porque el Ejército no tuvo enfrentamientos en San Pedro con saldo de bajas de presuntos delincuentes.

"El señor se vanagloriaba de que en San Pedro no entraba nadie, ni el Ejército, por eso no trabajábamos en coordinación, porque él nunca quiso, así que todo lo que dice de que los soldados eran los que mataban en su municipio no es cierto.

"De hecho, una vez tuvimos un incidente en el C4 (sampetrino) porque llegaron los soldados y les cerraron las puertas; le hablé al secretario del Ayuntamiento y le advertí: o me abres las puertas, o te las tiro. Y tuvieron que abrirlas".

Flores Gómez insistió que no recuerda haber trabajado en coordinación con la Policía de San Pedro y mucho menos con el llamado "Grupo Rudo", porque eso nunca ocurrió.

El único incidente protagonizado en ese municipio por elementos del Ejército, precisó el secretario de Seguridad estatal, tuvo lugar el 21 de junio de 2011.

"En esa ocasión una base de operaciones mixta fue atacada por los integrantes de un convoy de cinco vehículos; los elementos repelieron el fuego, no hubo personal herido y comenzaron a perseguir a los maleantes, sin que hubiera detenciones".

Recordó que durante la refriega, un vehículo particular en el que viajaba una pareja recibió impactos de arma de fuego y la mujer resultó herida en un brazo, lo que motivó una investigación para deslindar responsabilidad.

El secretario de Seguridad estatal precisó que tras los peritajes de balística se demostró que por el calibre de los proyectiles, habían sido disparados por los maleantes del convoy que atacó a los soldados.