ZEIRA GONZÁLEZ
9 de junio de 2015 / 02:06 p.m.

Monterrey.- Empujones, gritos, enojos y desmayos reportaron haber sufrido los estudiantes de la Facultad de Ciencias de la Comunicación de la Universidad Autónoma de Nuevo León al intentar hacer su horario durante los últimos dos días.

Más de 500 alumnos, entre ellos algunos que llegaron desde de las 3:00 horas del miércoles, tuvieron que esperar más de 13 horas para poder realizar o cambiar su horario para el semestre que inicia.

Jóvenes que prefirieron quedar en el anonimato, mencionaron que el director, Mario Rojo, les informó que deberían dedicar más tiempo a la escuela, debido a que muchas veces cambian su horario porque el trabajo les quita tiempo.

Ángel Ramírez, alumno del octavo semestre, declaró que en el área de administración de la Facultad, a los estudiantes que trabajan simplemente les dijeron que la solución era dejar sus empleos para poder asistir a clases.

"Nos dijeron ‘ya sabes, así es el último semestre tienes que estar todo el día, si trabajas pues lo tienes que dejar o bueno hacer nueve semestres’”, comentó el joven.

Otra estudiante de ese grado, Rosa Hinojosa, mencionó que durante la mañana del miércoles, a pesar de la desorganización entre administrativos y los más de 300 los alumnos que intentaron arreglar su horario de clases, el problema fue solucionando, pero sólo a unos cuantos.

"Al inicio sí había mucho desorden, pero la maestra Neida se portó muy accesible, nos fue acomodando y sí tenía que gritar, pero es que éramos muchos", mencionó Hinojosa.

Otra de las quejas de los alumnos a través de redes sociales era que aún estando más de 13 horas tratando de realizar cambios en su matrícula, al final sus horarios quedaron iguales.

"¡Cómo nos pueden dejar más de 13 horas!, llegué desde las ocho de la mañana y son las once y no me resolvieron nada", mencionó la alumna del segundo semestre.

La señora Sandra Garza, madre de una alumna de segundo semestre, mencionó para TelediarioMX que en la Facultad existe mucha desorganización y que este problema lo pudieron haber resuelto durante el periodo vacacional.

"Mi hija se va quedar sin hacer bien su semestre, porque de las siete materias que debe meter, sólo pudo meter tres, porque dicen que no hay maestros", mencionó la madre de familia.

Los alumnos recomendaron a la administración de la Facultad de Comunicación organizarse con anticipación, ya que muchos de ellos tuvieron que suspender su día laboral para realizar un trámite que se pudo solucionar hace tiempo.

En el transcurso de este jueves, por segundo día consecutivo, los alumnos llegaron desde las primeras horas del día, y las caras largas así como las filas seguían, sin que éstos tengan todavía una solución.