14 de febrero de 2015 / 03:18 a.m.

Monterrey.- El municipio de Monterrey negó que el despido de 12 trabajadores que integran el grupo panista de San Nicolás se haya originado por una cuestión política o partidista.

Jesús Hurtado Rodríguez, secretario del Ayuntamiento de Monterrey, aclaró que la salida de esas personas de la administración municipal obedece a la aplicación de un plan de austeridad anunciado desde hace mucho, y que además el recorte en el gasto del Gobierno Federal obligó a la administración municipal a aplicar más ajustes económicos.

"La administración pública municipal de Monterrey no toma las decisiones, mucho menos en el área de recursos humanos con tintes políticos o partidistas. Esto más bien representa al plan de austeridad que tiene el municipio, el adelgazamiento de la nóminamunicipal que se ha venido realizando desde el inicio de esta administración, es decir, creo que ha sido una coincidencia lo que se ha venido presentando.

"De acuerdo a los procedimientos administrativos y legales se determinó que la fecha idónea para realizar este ajuste era en estos días, como ustedes saben, el Gobierno Federal ha anunciado una serie de medidas de reducción del gasto, y en ese sentido se forma una cadena hacia lo necesario de acondicionar algunos rubros y áreas a fin de estar en posibilidades de ampliar nuestro margen de maniobra como administración pública municipal", dijo.

El jueves por la noche se dio a conocer que 12 empleados del municipio que laboraban en distintas dependencias causaron baja.

El motivo que argumentaron los ex empleados es que prefirieron apoyar al precandidato panista a la gubernatura, Felipe de Jesús Cantú, en vez de su adversaria Margarita Arellanes, quien es también alcaldesa de Monterrey con licencia, y quien les dio la oportunidad de laborar en la administración de Monterrey, es decir, habrían sido despedidos por desleales.

"Sí claro, por supuesto, vienen programas de austeridad, de ajuste presupuestal financiero,  y viene una cadena de ajustes que se viene presentando también hasta el ámbito municipal, básicamente a eso corresponde ese tipo de decisiones, no son nuevas, se han venido dando a lo largo de la administración los reajustes, pero de ninguna manera, se niega categóricamente que responden a algún tipo de decisión partidista y política.

"Las áreas tanto de Administración como de la Tesorería están haciendo análisis para ver de qué manera se puede eficientar el gasto, no necesariamente en el tema de recursos humanos, sino algunos otros más, adquisiciones, etcétera, de tal forma que podamos nosotros como administración utilizar los recursos de una manera mucho más productiva, que eso represente mejores servicios hacia la ciudadanía y adelgazar la burocracia y adelgazar el gasto corriente que se tiene en la administración", dijo.

TEXTO Y FOTO: RICARDO ALANÍS