20 de septiembre de 2014 / 12:29 a.m.

 LOS CABOS.-  Sus rostros lo decían todo. El cansancio era evidente después de cinco días de desesperación; cinco días en los que sólo vieron caos y desastre.

Se trata de los regiomontanos que permanecieron varados en el otrora paraíso terrenal de Los Cabos, Baja California Sur; pero que a través de un vuelo del Gobierno del Estado de Nuevo León, pudieron regresar a casa.

"Pues un poco complicada (la situación), porque no teníamos agua, ni luz, y pues estaba la situación un poco difícil con la gente, además de que hubo muchos robos y todo ese tipo de cosas", expreso Grecia Flores.

De las 89 personas rescatadas por el avión de Nuevo León, 34 son nuevoleoneses,  12 más de Sinaloa, 11 de Coahuila, ocho de  Chiapas,  siete de Durango, siete más del Distrito Federal , tres de Baja California Sur que decidieron  abandonar su estado; dos de Tlaxcala, dos de Chihuahua, uno de Puebla, una de Michoacán y otra más de Jalisco.

"Los restaurantes, todos, están donando las comidas, porque pues no tienen plantas de luz, no hay gasolinas, no hay nada", explicó la regia Carina Castillo.

Por su parte, el escobedence Ramiro de León, quien habita en la colonia Las Encinas, describió los momentos de angustia que pasó junto con su familia, a causa de los efectos del huracán 'Odile'.

Agradeció a las autoridades de Nuevo León realizar las acciones necesarias para conseguir un vuelo y trasladarlos desde la península.

"Estuvimos pasando noches muy feas. El calor cerca del mar es muy sofocante. No teníamos luz, no teníamos agua, no teníamos nada", aseveró.

David Morales es un regiomontano cuyo sueño, hasta hace apenas unos días, era progresar y hacer vida en Los Cabos.

Tenía un mes en aquel lugar, y en ningún momento pensó que sus planes cambiaran así.

"La verdad es que el huracán y la gente que saqueó las tiendas fue lo que dañó la ciudad; hizo que Los Cabos se volviera una crisis.

"–¿Cambiaste de parecer? –No. Yo voy a regresar a los Cabos… yo voy a regresar a los Cabos. –¿Cuando se solucione todo? –Sí", comentó.

 Las autoridades del Gobierno de Nuevo León resaltaron el esfuerzo que implicó maniobrar en tan pocas horas para rescatar a los coterráneos.

"No solamente de trasladar a nuestros paisanos, sino también apoyar, incluso, a otros ciudadanos de otros estados, y junto con ello, llevarles un poco de alivio y víveres a nuestros paisanos de Baja California Sur", declaró el subsecretario de Gobierno, Felipe González Alanís.

El panorama en Los Cabos es desesperanzador: escasea el agua, la gasolina también se acaban,  y no hay víveres, lo que ha ocasionado que los habitantes se desesperen  y roben  siendo éstos .

Hasta el momento tres mil 119 pasajeros han sido trasladados desde Los Cabos a distintas partes, principalmente a la Ciudad de México, Mazatlán y Guadalajara.

Más de 36 mil toneladas de carga de suministros se han descargado  y han llegado mil 350 militares para colaborar con las labores de evacuación y rescate.

FOTO: Agustín Martínez

AGUSTÍN MARTÍNEZ