3 de marzo de 2014 / 11:32 p.m.

Monterrey.- Monterrey incumple el acuerdo que firmó con el Gobierno del Estado al no llevar a cabo el procedimiento adecuado para graduar policías de las academias municipales, consideró el jefe de la Oficina Ejecutiva de la Gubernatura, Jorge Domene Zambrano.

Ayer se dio a conocer que mientras la alcaldesa Margarita Arellanes presume que tienen 500 nuevos policías, la Universidad de Ciencias de la Seguridad sólo reconoce a 273.

El funcionario estatal dijo desconocer porqué la Policía de Monterrey no ha cumplido con el último paso de certificación, que es enviar a los elementos a la Universidad de Ciencias de la Seguridad después de su capacitación.

"Hay un acuerdo y una regla que se firmó en su momento y es uno de los requisitos para poder graduar a los policías", dijo.

Aunque la Ley de Seguridad Pública de Nuevo León advierte que ninguna persona podrá ingresar a las instituciones policiales sin tener certificación y registro en el sistema, Domene Zambrano pidió al Municipio revisar los trámites para no caer en un acto ilegal.

"Habría que checar con el municipio para ver en qué va el proceso de esos trámites para conocer qué les ha faltado para poder tener ya todos los requisitos y poder realmente que las gentes que han estado graduando cuenten con todo lo necesario para ejercer su función como policía", mencionó.

Al cuestionarle si el municipio de Monterrey ha referido alguna razón para no enviar a sus elementos a culminar el proceso de capacitación y certificación, dijo desconocer las causas.

"Sería muy buena pregunta para el Municipio, desconozco esos procesos administrativos, pero sí hay que recordar que cuando se permitió la extensión de ciertas academias municipales por la falta de cupo que teníamos en su momento en la universidad pues hay ciertas reglas para poder certificar al policía y por lo que entiendo en la nota, no se ha cumplido, habrá que checar porqué", señaló.

Actualmente la Policía de Monterrey cuenta con mil 58 elementos, de los cuales sólo 534 tienen porte de arma.

Sandra González Cortés