30 de marzo de 2014 / 09:19 p.m.

Monterrey.- El subdirector de Investigación de la Facultad de Ciencias de la Tierra y encargado de las Estaciones Sismológicas de la UANL, Carlos Montalvo Arrieta, dijo que las recientes actividades sísmicas en Nuevo León son ocasionadas por las fallas geológicas originadas hace millones de años.

De acuerdo al reporte técnico proporcionado por la Universidad Autónoma de Nuevo León (UANL), a través de la Facultad de Ciencias de la Tierra, se tienen registrados 200 movimientos con diversos epicentros e intensidades durante los dos últimos años.

Señaló que estas actividades apuntan a ser de un carácter natural por las fallas geológicas originadas hace millones de años, y que se creían inactivas.

"Los procesos geológicos que separaron los continentes, hace más de 60 millones de años y que dieron formas caprichosas a las cadenas montañosas como la Sierra Madre Oriental, por largo tiempo aparentaron un estado de reposo", destaca en la investigación.

Sin embargo, refiere, "los sismos registrados durante los últimos años en Nuevo León, con diversos epicentros, profundidades y magnitudes -que oscilan entre los uno y 4.5 grados de intensidad-, demuestran que la tierra está viva y en permanente reacomodo natural". 

El investigador Montalvo Arrieta indicó que esta actividad natural no es nueva en la región, ya que están documentos temblores desde hace 200 años, sin descartar que hayan ocurrido otros con anterioridad.

“Esos procesos generaron todo un sistema de fallas geológicas que originalmente pensábamos que estaban inactivos, sin embargo, en los últimos años la actividad sísmica ha demostrado que son más activos de lo que nosotros pensábamos”, argumenta.

La Universidad Autónoma de Nuevo León se ha podido registrar a través de las dos estaciones sismológicas de los campus Linares y Mederos, alrededor de 250 eventos geológicos a partir de 2006, subrayó.

Estas estaciones están enlazadas a la Red Sismológica Nacional y cuentan con sismómetro, acelerómetro, grabadora y equipos periféricos utilizados por los observatorios sismológicos a nivel mundial; instrumentos de medición que han permitido precisar la magnitud, los lugares de origen y profundidades de los temblores, dijo.

Montalvo Arrieta señaló que los sismos registrados en la entidad se han podido percibir en los municipios de la Región Citrícola como Linares, General Terán y Montemorelos, además de China, Cadereyta y en algunos puntos del área metropolitana de Monterrey.

"Casualmente, ocurren en un área muy cercana entre ellos que es Cadereyta, China y General Terán, entonces en esa región es donde se han dado las magnitudes más fuertes para nosotros, que documentalmente son sismos de magnitud pequeña", dijo.

Ante esta realidad, la UANL proyecta instalar tres nuevas estaciones en el norte, sur y este de la Entidad, para crear una Red Sismológica del Estado de Nuevo León.

NOTIMEX