IRAM OVIEDO
2 de diciembre de 2015 / 02:04 p.m.

Monterrey.- Al menos mil 200 elementos estarán al pendiente de la seguridad en la semifinal del fútbol mexicano entre Tigres de la UANL y los Diablos Rojos del Toluca, a llevarse a cabo este jueves en el estadio Universitario, en San Nicolás de los Garza.

En rueda de prensa encabezada por el alcalde nicolaíta, Víctor Fuentes y el presidente del club felino, Alejandro rodríguez, estuvieron presentes el director de Movilidad, Jesús Marcos García; de Administración y Operación de Tigres, Alberto Palomino, así como el secretario del Ayuntamiento, Jesús Horacio González Delgadillo y el de Seguridad Pública y Vialidad, José Jorge Ontiveros.

Serán 80 elementos de Policía de San Nicolás, 40 de tránsito, 15 de inspección e igual número de Protección Civil, además de los 700 vigilantes del estadio de “El Volcán”, 12 paramédicos, el apoyo de la Fuerza Civil de Nuevo León y personal de la Policía Federal que acompañan el autobús de los visitantes.

Uno de los datos que llama la atención es que seguirán las acciones para evitar que los “franeleros” estacionen los carros sobre las banquetas o sobre la avenida Manuel L. Barragán, empalmando los vehículos sin permitir el libre tránsito, cobrando los clásicos 50 pesos.

“No permitiremos que sigan bloqueando las banquetas con los autos, el juego pasado se vio y las banquetas quedarán libres para que la gente no tenga que caminar o bajarse a la calle, eso está muy mal, entonces quien lo haga pues al salir del estadio no encontrará su carro”, expresó el alcalde Víctor Fuentes.

El partido de cuartos de final entre Tigres contra Chiapas, se aseguraron más de 50 vehículos en el perímetro del estadio, que estaban mal estacionados.

Alejandro Rodríguez presidente felino, mencionó que desean un saldo blanco, como ha sucedido desde hace seis temporadas, es decir, de tres años acá, por eso la seguridad.

“Hemos regresado la alegría a la afición de Tigres y también a las familias a nuestro estadio, sobre todo las mujeres que se ha visto ya en gran número pero con todo respeto son más bravas aunque en un hecho violento son las más desprotegidas, por eso queremos que siga así la tranquilidad”, señaló.

Por lo pronto, todo está listo para que los que acudan este jueves al estadio Universitario, lo hagan tanto de entrada, durante el juego y a la salida, de una manera tranquila.