ESTHER HERRERA
8 de junio de 2016 / 06:25 p.m.

Monterrey.- Luego de ocho meses de conflicto y disputas entre el Gobierno de Nuevo León y la armadora coreana Kia Motors México, acordaron una reducción en el Plan de Incentivos desde 28 por ciento a un 10.5 por ciento de la inversión total de la empresa, además de acotar el Impuesto Sobre la Nómina (ISN) a los términos que establecen las leyes estatales de cinco años, en lugar de los 20 años que se había comprometido la administración anterior.

Fernando Turner Dávila, titular de la Secretaría de Desarrollo Económico de Nuevo León (Sedec), explicó que sobre la infraestructura ferroviaria, el compromiso del Gobierno de Nuevo León fue poner dos espuelas de las 25 que requieren.

Se planteó también que la infraestructura física la construirá Kia Motors y el Gobierno de Nuevo León la pagará a cinco años.

El funcionario no especificó el monto total de ahorro que representa para el Gobierno Estatal el nuevo acuerdo, sin embargo, dijo que: "Hay un ahorro muy sustancial".

Igualmente informó que Kia Motors tiene el compromiso de realizar inversiones, emplear a cierto número de trabajadores y pagar cierto nivel de salarios, además de integrar proveeduría local en cada una de las etapas de sus operaciones.

El funcionario expresó que se optó por un nuevo convenio y no un addendum pues tenía "muchos agujeros jurídicos y se trataba de darle a los coreanos la mayor certeza jurídica".

"Estoy muy contento, esto es una gran cosa para el estado de Nuevo León, es una demostración de cuando un Gobierno se propone, se hace", expresó el titular de Sedec.