MARCELA PERALES
28 de junio de 2017 / 08:10 a.m.

MONTERREY.- Con semblante agotado, Jorge sabe que tendrá que volver a estudiar la preparatoria, para que en esta ocasión su certificado sea válido y posteriormente ingresar a la Universidad.

Esto sucede con aquellos que estudian en escuelas no incorporadas a la Secretaría de Educación.

“Yo quería estudiar Leyes en Ciencias Jurídicas, eso es lo que a mí me llama la atención, me interesa mucho y lo voy a volver a intentar. Puedo pintar una sonrisa pero la verdad no.

Simplemente que se aseguren bien del paso que van a dar, que se aseguren bastante bien del paso que van a dar, que lo verifiquen, que lo chequen, que se aseguren”, señaló el joven adolescente.

Cynthia Rocha Palafox, Asesora de la Dirección de Acreditación, Certificación y Control Escolar de la Secretaría de Educación emite unas recomendaciones para que los estudiantes verifiquen su escuela de preferencia y constaten que la institución está incorporada a la SEP.

El primer paso antes de elegir una institución es verificar que esté incorporada a la Secretaría de Educación, pese a lo que su publicidad diga.

Estas listas son públicas y de fácil acceso en los portales oficiales de la dependencia.

“La ley obliga a esas instituciones a marcar en su publicidad que están incorporados a la Secretaría de Educación.

Puede ingresar a la página del Gobierno del Estado a través de la Secretaría de Educación, en el buscador poner instituciones incorporadas y se va a desglosar un listado de todos los niveles y pueden checar la institución que está incorporado al Estado, con la seguridad de que cuenta con la Secretaría de Educación”

En el caso de los certificados apócrifos, podría resultar fácil adquirirlos, pero las consecuencias van más allá de truncar los estudios.

La fracción octava del artículo 246 del Código Penal Federal señala que también será sancionado todo aquel que a sabiendas hiciere uso de un documento falso o de copia, transcripción o testimonio del mismo, sea público o privado.

Por este motivo, es importante que el interesado conozca las opciones de estudio, dependiendo la edad o necesidad.

“Los orientamos también a que se acerquen a estudiar a una institución incorporada, tenemos programas de preparatoria abierta, en línea, para que continúen y terminen su educación”, explicó la funcionaria.

Por su parte, la Procuraduría Federal del Consumidor también exhorta a denunciar la falsa publicidad o el cambio de precio conforme a lo prometido.


mmr