RICARDO ALANÍS   | MILENIO
24 de septiembre de 2015 / 10:05 p.m.

Monterrey.- Ante las críticas lanzadas por la deuda estatal, durante su último Informe de Gobierno, Rodrigo Medina de la Cruz presumió la noche de este jueves que las calificaciones crediticias respaldan las finanzas de su administración, y aseguró que deja a Nuevo León mejor que como estaba.

Mediante un evento realizado en el patio central de Palacio de Gobierno, el mandatario estatal dijo que las calificadoras avalan el estado financiero de su administración, y añadió que haber combatido la inseguridad, ampliado nuevas instituciones, nuevos hospitales, tener un buen sistema de educación pública con 100 por ciento de cobertura, inversión en transporte público como Ecovía o Metro, atraer inversiones nacionales y extranjeras, además de bajar la pobreza extrema, imponen un gran reto financiero.

Posteriormente lanzó una indirecta al próximo gobierno de Jaime Rodríguez Calderón que ya ha anunciado escasas inversiones en el primer año de gestión, al señalar en su sexenio hubiera sido más fácil dejar de hacer mucho de lo informado y haber dicho que no hubo con qué hacerlo, pero que optaron por encontrar el cómo sí y sacar adelante a Nuevo León.

“De este tema se ha hablado mucho, principalmente del tema de la deuda, a final del día quienes mejor conocen las finanzas de Nuevo León, además del propio Gobierno Federal y estatal, son las calificadoras que se dedican a eso, a calificar las deudas y los riesgos, dentro de las cuales Standard & Poors acaba de subir la calificación de Nuevo León de estable a positiva en abril de este año, así como la regresión favorable de tendencias de riesgo en las demás agencias calificadoras.

“La administración de las finanzas públicas se ha hecho con total transparencia y responsabilidad, jamás ha tenido nuestro estado un panorama holgado en cuanto a finanzas públicas se refiere”, dijo.

Declaró que la fórmula de distribución fiscal que absorbe gran parte de lo que genera la entidad para repartirlo en el país, y el monto de aportaciones y participaciones no es suficiente para sostener el crecimiento de estado, ya que presionan mucho las finanzas estatales.

Agregó que, aunado a eso, se enfrentaron distintas crisis como la de seguridad o la destrucción de Nuevo León al paso del huracán "Alex", y ello contribuyó a una situación más difícil. Aun así presumió una inversión de 54 mil millones de pesos en obra pública en su sexenio.

“Seguimos recibiendo casi lo mismo, pero a un ritmo de crecimiento muy elevado que demanda mucho más servicios e infraestructura para poder sostenerlo. Hicimos crecer a Nuevo León, la polémica y la crítica siempre existen, ya sea cuando haces o cuando no haces; nosotros preferimos hacer porque ésa es nuestra obligación de cumplirle a la gente y hoy Nuevo León está mejor”.

Al evento acudieron, entre otros, Alfonso Navarrete Prida, secretario del Trabajo y Previsión Social, en representación del presidente Enrique Peña Nieto; además de Miguel Ángel Mancera, jefe de Gobierno capitalino; los senadores Emilio Gamboa e Ivonne Álvarez; los ex gobernadores, Rubén Moreira, de Coahuila; Miguel Ángel Alonso, de Zacatecas; y Roberto Borges, de Quintana Roo.

PRESUME LOGROS EN SEGURIDAD

Rodrigo Medina presumió logros en materia de seguridad, al reducir en un 77 por ciento los delitos en general; una reducción de 58 por ciento en robos casa-habitación; los robos a negocio bajaron en 75 por ciento; los homicidios en 85 por ciento, mientras que el robo de autos disminuyó en un 90 por ciento, además de que el secuestro se redujo casi en un 100 por ciento.