GUADALUPE SÁNCHEZ | @LupitaSP1
10 de agosto de 2015 / 08:10 p.m.

Monterrey.- Hace ocho años se abrió la última de las 12 estaciones de Bomberos de Nuevo León, desde entonces la mancha urbana ha crecido lo mismo que la necesidades y los llamados de auxilio; sin embargo para una metrópoli con más de 4 millones y medio de habitantes los 133 bomberos activos no son suficientes.

La falta de recursos económicos, ha sido el freno de la instalación de más estaciones e incremento de personal y el número de camiones.

Por lo que el patronato de Bomberos, que encabeza Fernando Villareal Palomo, de nueva cuenta hace el llamado a que se legisle y se destine una partida especial en los presupuestos municipales y estatales, que sean destinados de manera directa a los apagafuegos.

“Nuestra área metropolitana crece constantemente y si nosotros no crecemos con más estaciones, con sus respectivos bomberos, camiones equipamiento etc; entonces nos vamos a tardar más en llegar a los siniestros, dijo Villareal Palomo.

“Entendemos que tanto el Gobierno del Estado como los municipios, en lo que respecta a sus aportaciones, se han visto comprometidos, hemos leído en los medios de comunicación que los municipios esperan unas partidas estatales y federales”, señaló.

Los municipios y el Gobierno del Estado hacen una aportación, mensual, pero por las deudas que enfrentan las administraciones, éstas se han visto retrasadas.

Al año el presupuesto del patronato, para sueldos, mantenimiento de los 50 camiones y maquinaria es de 53 millones de pesos; de los cuales aproximadamente el 34 por ciento son recursos del estado y de los siete municipios donde tienen estaciones.

“En este momento tenemos 12 estaciones y son totalmente insuficientes para las necesidades del estado de Nuevo León, nada más en Monterrey tenemos 11 estaciones de bomberos y una más tenemos en Linares”, dijo Jesús Garza, director de ingeniería.

Los retrasos en las aportaciones van de dos a tres meses a excepción de San Pedro, que aseguran es muy puntual. Por lo que se buscan más fondos a través de las colectas, el sorteo de los bomberos y los donativos de empresas.