28 de marzo de 2014 / 11:06 p.m.

Monterrey.-  La alcaldesa de Monterrey, Margarita Arellanes Cervantes, declinó opinar sobre las declaraciones del vocero del Gobierno de Nuevo León, Jorge Domene Zambrano, en el sentido de que ella había ido con el Jefe del Ejecutivo Estatal a exigirle más atención en recursos.

Aseguró, junto con la secretaria del Ayuntamiento, Sandra Pámanes, que se está teniendo un diálogo tranquilo con el Gobernador, Rodrigo Medina de la Cruz, para el bien de la capital del estado, en temas como el apoyo a los desayunos escolares, vialidades y el transporte público.

IRAM OVIEDO