GUADALUPE SÁNCHEZ
17 de julio de 2015 / 08:09 p.m.

Monterrey.- Aunque se negó a tocar temas relacionados a la seguridad de San Pedro, sí hubo reacción de Mauricio Fernández Garza, sobre la fuga de Joaquín Guzmán Loera; de acuerdo al alcalde electo se vulneró a todos los sistemas de seguridad y se trata de un delincuente, que dijo, puede estar donde él quiera.

“Supuestamente acaban de darles la certificación, si eso es cierto lo que hizo el chapo está violentando las cárceles de todo el planeta tierra.

“Estamos hablando de un capo a la importancia de Al Capone, que no tiene nada que ver con las broncas que tenemos aquí en el estado; es más, dicen que hay hasta túneles aquí en Nuevo León”, dijo en entrevista.

Aseguró que el hecho obligará a que se replantee las medidas de seguridad de los penales de todo el mundo.

“Puede operar en todo México, están operando donde ellos quieren, es por lejos el cartel mal importante en todo México; en Nuevo León lo más que han tenido presencia han sido zetas y golfo, sin duda hay presencia de otros cárteles incluyendo Sinaloa”, afirmó.

Pero Fernández Garza desestimó que en la entidad se encienden focos de alarma.

Mientras que el gobernador electo Jaime Rodríguez, aseguró que se debe revisar el sistema penitenciario.

“Bueno que eso debe de preocuparnos, tenemos que estar no solamente dando declaraciones, sino ver cómo está el sistema penitenciario".

Dijo que ese el fue el motivo por el que instruyó a Roberto Flores Treviño de que hiciera un pase de lista en el penal de Apodaca.

Respecto a un acercamiento con las autoridades del estado, respondió positivamente, pero otra información la reservó.

“Sí (ha tenido acercamiento con las autoridades estatales), ¿se están tomando ya medidas al respecto?, no te lo diré”, respondió.

En caso de que no se logre la pronta captura de Guzmán Loera, este grupo criminal podría crecer, sentenció Fernández Garza.