MAYTE VILLASANA
27 de junio de 2016 / 02:45 p.m.

Monterrey.- Daniel Hernández Suárez, de 25 años, llegó a Monterrey, procedente de Valles, San Luis Potosí, con la esperanza de una mejor vida, sin embargo, a tres semanas de que comenzara a laborar como jardinero cayó de una altura de 4 metros y terminó en una sala de urgencias en el Hospital Universitario.

Debido a la caída, Daniel sufrió heridas en la cabeza, por lo que de inmediato fue operado en el hospital.

Pero el joven también se fracturó la columna, por lo que requiere una operación de 114 mil pesos, dinero con el que no cuenta su familia, motivo por el cual el hospital lo dio de alta.

"Ya le operaron su cabeza, hubo una baja de la trabajadora social y ya dimos nuestra aportación y de lo que la ciudadanía nos ha ido aportando, pero igual el doctor nos pone que se le va a hacer una operación de la columna que es de 114 mil y no cuento con esta cantidad (...) nos tuvieron que dar el alta para que la cuenta no estuviera aumentando", mencionó Jesús Hernández Gámez, padre de Daniel.

La familia Hernández pasó dos semanas durmiendo en la sala de espera del Hospital Universitario, pero ante la salida de Daniel decidieron rentar una casa, en la cual escasean los muebles, los alimentos y los artículos para curación que estos días van a requerir.

"Mi hija tiene un amigo conocido y le prestó dinero para rentar una casita, pero esa casita a la que vamos a llevar no tiene camas, no contamos con ninguna silla, no contamos con refri, no contamos absolutamente con nada, pero primeramente Dios y vamos a luchar. No quiero que mi hijo quede quebrado", mencionó el padre de familia.

Reos en el Hospital Universitario
El Hospital Universitario esperará a la familia durante un mes, en espera de que recaude lo más de 100 mil pesos | ARCHIVO

El Hospital Universitario esperará a la familia durante un mes, en espera de que recaude lo más de 100 mil pesos, por lo que el señor Jesús Hernández piden apoyo económico a los regiomontanos para que pronto le realicen la intervención quirúrgica a su hijo y pueda caminar.

"Sabemos que existe un gobierno y creo que a veces hay recursos asignados realmente para la salud y creo yo que esto es algo importante. A nadie le va a parecer que tenga un hijo con algo de lo que me está ocurriendo hoy a mí y no le deseo a nadie eso, solo quiero pedirle a la ciudadanía, a todo el pueblo de Monterrey que nos apoye", mencionó el hombre.

El matrimonio conformado por Rosa Suárez y Jesús Hernández, originario de San Luis Potosí, permanecerá en Monterrey mientras reúna el costo de la operación de su hijo menor. Quienes deseen apoyar pueden llamar a los teléfonos 8123402657 y 8124362231.