REDACCIÓN
16 de junio de 2017 / 09:05 a.m.

MONTERREY.- El director de Inteligencia de la Dirección General de la Fuerza Civil, Alain Reyes, fue cesado del cargo que ocupó durante varios años y en el que desempeñó las funciones que siempre le delegó el ex secretario de Seguridad Pública del Estado, Cuauhtémoc Antúnez.

Aunque las autoridades manejan con hermetismo la salida del ex funcionario estatal apodado El Gasca, trascendió que fue el pasado lunes cuando le pidieron la renuncia del cargo que ocupaba y en el que tenía en la mira varios objetivos que habían ubicado desde su llegada al cargo y en la que, presuntamente, destacan algunos jefes policiacos.

El también ex militar Alain Reyes tenía años de ser un fiel colaborador del general Antúnez y en la época más violenta que sucedió en la entidad fue relacionado con hechos delictivos, como la suplantación de evidencias, que ocurrió en dos acontecimientos que ocurrieron en marzo de 2010.

Uno de esos casos ocurrió en el municipio de Anáhuac, donde un militar acribilló a un matrimonio que quedó en medio de un tiroteo, y Alain Reyes lo ayudó a modificar las evidencias para hacer pasar a las víctimas como delincuentes.

El otro de los hechos fue el operativo que organizó el 19 de marzo de ese mismo año, cuando se concretó la ejecución de los dos estudiantes del Tec, hecho en el que también alteraron las evidencias, al colocar armas largas junto a los cadáveres de los jovencitos.

Pese a su historial, mientras desempeñó su cargo, Alain Reyes mantenía el control total de los tres reclusorios, donde los disturbios se dispararon en los últimos meses.

mmr