24 de septiembre de 2014 / 09:05 p.m.

Monterrey.- En medio de protestas dentro y fuera del edificio legislativo, los diputados locales del PRI finalmente cedieron y el Congreso del Estado aprobó citar a comparecer al director de Metrorrey, Javier Garza Vidal, para que explique las condiciones de infraestructura del sistema de transporte Metro y las condiciones de trabajadores de sus operadores.

Todo comenzó cerca de las 9:00 horas de este miércoles, diputados locales del Partido Acción Nacional acudieron a las oficinas de Metrorrey, ubicadas en las avenidas Cuauhtémoc y Madero, en busca de ser atendidos por el director del organismo, lo cual no ocurrió.

Mientras esto sucedía, Agapito Castro decidió trasladar su huelga de hambre a la planta baja del Congreso del Estado, donde exigió la comparecencia del director de Metrorrey y que se respetaran sus demandas anteriores, en el sentido de realizar estudios médicos a los conductores del Metro, que se dé mantenimiento a la infraestructura del Metro y se mejoren las condiciones laborales de los empleados.

Aunado a esto, durante la sesión de Pleno de este miércoles, otros ocho operadores del Metro se presentaron en el Congreso a protestar con pancartas en contra de las malas condiciones del sistema, además de la esposa y los hijos de Agapito Castro.

La demanda de los empleados del Metro es que se está poniendo en riesgo a los usuarios debido a las malas condiciones de la infraestructura, además de las circunstancias laborales que han provocado que cuatro operadores sufrieran embolias mientras trabajaban.

Durante la sesión se sometió a votación la cuenta pública 2012 de Metrorrey, lo que fue aprovechado por los diputados locales del PAN para realizar una protesta con pancartas frente al Pleno, en donde exigían: "Gobernador, sí a la denuncia pública y libertad de expresión", en referencia a las presuntas represalias contra los empleados que denunciaron el mal estado del Metro.

Pese a la manifestación, la cuenta pública fue aprobada por unanimidad.

Por su parte, la diputada local del PAN, Blanca Lilia Sandoval, presentó un punto de acuerdo para citar a comparecer al director de Metrorrey y explique las condiciones reales del sistema de transporte colectivo.

Esto generó una discusión entre legisladores de Acción Nacional, quienes reclamaban al PRI no apoyar a los empleados de Metrorrey, y éstos a su vez respondían que el tema estaba siendo politizado por el partido albiazul.

Durante el altercado, el diputado priista César Serna dijo que apoyarían el punto de acuerdo si también se incluyera la donación del bono de gestoría de un mes por parte de todos los diputados, con el fin de ayudar a los empleados.

Finalmente, el Partido Revolucionario Institucional cedió y el citatorio fue aprobado por el Pleno, pero sin incluir la donación del bono de gestoría. Así, Agapito Castro levantó la huelga de hambre.

FOTO: Especial

REYNALDO OCHOA