31 de enero de 2014 / 03:29 a.m.

Monterrey.- El sistema Ecovía está diseñado como un monopolio por los siguientes 20 años a favor de la empresa Servicio de Transporte Tecno Ecológico, integrada por un conglomerado de rutas que anteriormente prestaban el servicio tradicional en el corredor Lincoln-Ruiz Cortines.

De acuerdo al título de concesión publicado el 11 de enero del 2013 en el Periódico Oficial del Estado, Servicio de Transporte Tecno Ecológico se compone por las compañías Rutas Periféricas, Líneas Urbanas del Noreste, Rutas 100 y 122, La Fe, Los Rodríguez, Ruta 103, Grupo Martínez García y Autotransportes García-Monterrey.

Mediante la empresa que juntas crearon en el 2012, el Gobierno de Nuevo León les dio la potestad de operación en el corredor y la seguridad de que nadie les hará sombra por dos décadas en este rubro, al blidarlos dentro del propio título de concesión.

El capítulo VI del contrato, que habla sobre la prestación de servicios, inicia con esta condición, plenamente señalada en el apartado 6.1, "Definición y Alcance de los Servicios".

Se informó que el Estado no podrá otorgar nuevas concesiones de rutas del Sistema Tradicional del Transporte, sobre el corredor troncal y en caso de que el Estado otorgara nuevas concesiones del Sistema Integrado del Transporte Metropolitano, sobre el corredor troncal, el concesionario tendrá derecho preferencial sobre el otorgamiento de otras concesiones.

"Por lo que en caso de requerirse nuevos servicios de transporte en el corredor que no requieran de una nueva concesión, se acordará con el Comité de Operación lo conducente para que el concesionario preste los servicios requeridos", se advierte en el documento.

De acuerdo al documento disponible en la red, entre los apoderados legales de Servicio de Transporte Tecno Ecológico se encuentra Abelardo Martínez García, propietario de la polémica ruta 400, la cual ha sido denunciada en innumerables ocasiones por el servicio que presta, incluida la del alcalde de Santa Catarina, Víctor Pérez.

Anteriormente era la ruta 120, tristemente célebre por el accidente que cobró la vida de varias personas en un accidente con el tren.

Otro de los señalados como apoderados es Carlos Eliud Chavarría Garza, quien aclaró ayer que en su momento sí estuvo involucrado como representante de la empresa transportista Martínez Chavarría, pero abandonó esta labor desde hace un año y medio.

Las reglas del contrato marcan que la revocación del mismo solo procede en casos de faltas graves, como negarse a prestar el servicio sin una razón justificada para ello.

De acuerdo a información de la Secretaría de Desarrollo Sustentable, en el corredor Lincoln-Ruiz Cortines operaban 47 rutas del transporte y hasta la presente semana 13 de ellas y 17 ramales han abandonado la zona y el resto se prevé que lo haga en un plazo de 8 semanas.

Luis García