19 de abril de 2014 / 02:48 p.m.

Santiago.- La Semana Santa se vive como si se hubiera aguardado desde hace meses. Los paseantes que no tuvieron oportunidad de salir de la ciudad se escabullen al único sitio que cuenta con agua suficiente para apenas simular un paisaje acuático, por lo que abarrotan la presa de La Boca.

Las familias llegan hasta llenar por completo el paraje, que con música de banda, grupera y norteña inundan las polvorientas sendas marcadas por los autos y camionetas.

Algunos pequeños aprovechan y montan un pony y los adultos algún potro. Otros deciden improvisar un asador con un rin de automóvil o simplemente sobre la tierra con dos piedras y una parrilla.

Sin embargo muchos de ellos olvidan que son estos Días Santos los que se dedican a la iglesia católica y al fallecimiento de Jesucristo. Algunos están conscientes, y por eso antes del paseo, hay una visita obligada a la iglesia. Otros, deciden que dicha visita puede esperar un poco más. Unos más aseguran que acudirán, aunque no aseguran que en buen estado.

Y usted, ¿cómo disfrutó estos días de guardar?

Israel Santacruz