MILENIO DIGITAL | EDUARDO MENDIETA
29 de octubre de 2015 / 08:23 a.m.

Juárez.- Mientras la pugna y las protestas continúan por cuestiones político-electorales en el municipio de Juárez, dos casinos buscan abrir en este territorio, ya que durante la administración del alcalde Rodolfo Ambriz han tocado la puerta para intentar establecerse.

Uno de los que ha tratado de entrar estaría ubicado en el centro comercial Sun Mall VIP Juárez, en donde operaba antes el Best Palace Bingo, Race & Sports.

Según archivos la solicitud anterior del permiso estaba a nombre de Cía. Operadora Megasport, SA de CV, y la operadora Master Classic, SA de CV, que operaban anteriormente el casino Miravalle y Majestic Montemorelos. El casino estaba ubicado en los locales comerciales 2-7, área F de ese centro comercial del municipio.

Del segundo establecimiento no se identificó el nombre y permisionario u operador que ha buscado a Rafael Arroyo Solís, secretario del Ayuntamiento juarense, ni tampoco el lugar donde estaría ubicado.

Durante el primer día del proceso de transición, entre los alcaldes el saliente y el entrante Heriberto Treviño en un hotel de la localidad, Ambriz confirmó el contacto que han sostenido grupos de casineros con la autoridad municipal para abrir un establecimiento.

Sin embargo, señaló que es el secretario del Ayuntamiento quien los ha atendido, pero en los últimos días no ha respondido a las llamadas para dar detalles sobre el tema.

"Sí, pero han estado con el secretario del Ayuntamiento, es el que pudiera dar el dato", declaró.

Aunque el munícipe informó sólo de uno que busca reabrir, funcionarios del mismo municipio confirmaron por separado que hay otro permisionario, sin identificar el nombre, que pretende establecerse en el municipio.

Ambriz señaló brevemente que no dio ningún permiso durante su administración para operar casas de apuestas.

"Yo, en los tres años de gestión, no di nada, no sé si Heriberto quiera darlo", dijo.

El Best Palace Bingo, Race & Sports operó en el Sun Mall VIP Juárez hasta un poco antes de la tragedia del casino Royale en el 2011, luego de no prosperar la fusión entre el operador y el permisionario, cuya licencia le fue anulada en noviembre del 2014 por parte de la Secretaría de Gobernación, debieron cerrar la jugada.