ERIK SOLHEIM ROCH
13 de junio de 2016 / 02:31 p.m.

Monterrey.- El Gobierno del Estado 'dobló las manos' y aceptó la condición de los diputados de reducir el plazo de 30 a 20 años su propuesta para reestructurar los 42 mil millones de pesos de la deuda de Nuevo León.

Lo anterior, fue condicionado por los diputados locales para su aval en un periodo extraordinario.

Según se explicó, el Gobierno deberá cambiar el decreto enviado a Congreso y especificar que los créditos tengan como tope plazo de 20 años, además de un periodo de cinco años de gracia.