orlando maldonado
10 de febrero de 2016 / 08:48 a.m.

Monterrey.- Al igual que sus titulares, algunos trabajadores de las Secretarías de Educación y Desarrollo Social en el Estado dobletean sus labores en el Gobierno y la Universidad Autónoma de Nuevo León (UANL), recibiendo sueldos que van desde 10 mil hasta 151 mil pesos en ambas partes.

En una revisión a las últimas nóminas publicadas en el mes de diciembre del año pasado en sus portales de internet, se constató que tanto Esthela Gutiérrez, secretaria de Educación, como Luz Natalia Berrún, secretaria de Desarrollo Social, siguieron cobrando simultáneamente en el Instituto de Investigaciones Sociales y en la Secretaría de Asuntos Universitarios de la UANL, respectivamente.

Esthela Gutiérrez cobra 151 mil 114 pesos como secretaria de Educación, mientras que como directora del Instituto de Investigaciones de la UANL –de tiempo completo– cobra 47 mil 208 pesos. Ambas cifras corresponden a sueldos brutos.

En el caso de Luz Natalia Berrún se dio a conocer que solamente cobró el mes de octubre pasado, en el que recibió un salario de 54 mil 228 pesos brutos; para noviembre y diciembre desapareció de la nómina de la Universidad. Mientras tanto en el mes de octubre y hasta la fecha cobra en la Secretaría de Desarrollo Social 105 mil 288 pesos.

No obstante, ambas titulares arrastraron personal de la Universidad a sus dependencias estatales, quienes desde el mes de enero de este año cobran dos sueldos en instituciones públicas; incluso, en algunos casos, ya acomodados, recurrieron al nepotismo.

Para muestra de ello, María Isabel Guerra Martínez, coordinadora de Recursos Humanos en la Secretaría de Educación, gana desde octubre 33 mil 101 pesos, y en la Universidad obtiene un salario de 13 mil 905 pesos.

Eva Elizabeth Hernández Viera, quien funge como secretaria de la Secretaría de Educación, gana 26 mil 017 pesos; mientras tanto, en el Instituto de Investigaciones de la UANL percibe un sueldo de 10 mil 045 pesos.

Según fuentes allegadas la UANL y a la Secretaría de Educación, los casos de nepotismo se presentaron con Julio César Puente Quintanilla, quien ya una vez instalado como secretario particular en Educación, percibiendo un sueldo de 73 mil 713 pesos mensuales, logró acomodar a su esposa Elsa Laura Reynoso Cantú, como directora general de Evaluación, y recibe un salario de 37 mil 936 pesos.

Actualmente, Puente Quintanilla percibe en la Universidad 21 mil 888 pesos mensuales, y su esposa no aparece en nómina de la Máxima Casa de Estudios.

Otro de los casos de nepotismo se dio con el director de la Oficina de la SEP, Jesús Osorio Calderón, quien recibe un salario bruto mensual de 81 mil 581 pesos. A partir de enero, éste integró a su hermano, Héctor Osorio Calderón, en el área de Recursos Materiales, y que, según fuentes de Educación, gana 39 mil pesos.

En este caso, el registro en nómina no se pudo constatar en la página de transparencia, debido a que la última publicada es la del mes de diciembre.

Por último, Luz Natalia Berrún se trajo de la Secretaría de Asuntos Universitarios a Elena Silva Parra, quien en la UANL tiene un salario de 10 mil 218 pesos mensuales; sin embargo, en la Secretaría de Desarrollo Social, ya como coordinadora administrativa, recibe un sueldo de 58 mil 952 pesos.

Así, suman siete los casos en los que se cobran dobles salarios en instituciones públicas.