9 de abril de 2014 / 02:26 a.m.

Monterrey.- El cirujano que le practicó una liposucción a una joven de 32 años de edad y luego pereció en el quirófano del "Centro Quirúrgico Nogalar", está aprobado por el Consejo Mexicano de Cirugía Plástica, pertenece la  Asociación Nacional de Cirujanos Plásticos, así como al Colegio de Cirujanos Plásticos en Nuevo León, declaró el presidente de ésta última dependencia, Jaime Oziel Salcedo.

"La práctica de la cirugía plástica, como profesión o como especialidad, requiere de un entrenamiento. Es una residencia de la cual haces primero años de cirugía general. Tres o cuatro años de plástica. Después te sometes a un examen del Consejo Mexicano de Cirugía Plástica, y luego de tener todas las credenciales comienzas a operar", declaró Salcedo.

"El doctor que no tiene complicaciones es el que no opera. Hay una estadística, que de un número determinado de cirugías hay una incidencia de complicaciones, e incluso pueden llegar a la muerte.

"La gente lo ve como algo más trivial, no es sí. El paciente debe estar en un óptimo estado de salud. Tiene que operarse en un lugar que tenga todos los medios para lograr éxito en la cirugía, pero también todos los medios para salir de alguna complicación. A veces el paciente no presta la atención necesaria". indicó en entrevista para Telediario Nocturno.

El titular del Colegio de Cirujanos Plásticos en Nuevo León dijo desconocer el centro quirúrgico.

"Desconozco. No sé hasta qué punto sea responsable. Lo que sí puedo asegurar es que tenga los permites de la Secretaría de Salud de Nuevo León y del país, porque la dependencia es muy estricta, las autoridades determinarán sí hubo o no negligencia en el caso del doctor Mario Chavarín Ortega", expresó.

Ericka Valdez falleció el pasado jueves por la noche para amanecer el viernes, luego de practicarse una liposucción en la clínica ubicada en San Nicolás de los Garza.

Redacción