ALEXANDRA AMAO
19 de abril de 2017 / 08:54 p.m.

MONTERREY.- En busca de una mejor calidad de vida, Don Chente dejó su natal Sinaloa para trabajar en Nuevo León aunque diversas situaciones lo orillaron a vivir en la calle desde hace 14 años en compañía de perros; su única familia.

Anteriormente trabajó de ayudante general en una constructora, pero tras la llegada del Huracán Alex en el 2010 perdió su empleo y ahora vive en un improvisado tejaban en donde apenas cabe sobre el cruce de Lincoln y San Bernabé, en el municipio de Monterrey.

En medio de la insalubridad y la hierba, 'Don Chente' vive con 16 perros de distintos tamaños entre ellos, ocho cachorros.

"Con ellos he pasado de todo, fríos, calores, lluvias pero me ayudan a no sentirme solo por qué a veces me da para abajo pero ellos me ayudan para seguir adelante".

'Don Chente' de 49 años sale todos los días a las 5 de la mañana para juntar botes de plástico y latas que vende en un negocio cercano para obtener dinero para comprar comida para él y para sus perros.

"Desde temprano ellos se van conmigo, me los he encontrado en la calle y yo los cuido y ellos a mí, con lo poquito que junto les compro de comer y trato de que estén bien".

Al ser de escasos recursos, 'Don Chente' pide el apoyo de los regiomontanos para obtener un trabajo que le permita tener los recursos necesarios para darle lo mejor a sus mascotas que desde hace tiempo se han convertido en sus amigos inseparables.