LOURDES SOLER
14 de agosto de 2016 / 03:22 p.m.

Doña Socorro Meraz Díaz nació un año antes de que se desatará la Revolución Mexicana, ahora festejó, en compañía de sus cinco hijos, 50 nietos, bisnietos y tataranietos, su cumpleaños número 107.

Los vecinos y amigos acudieron a la calle Álamo en el municipio de Guadalupe para celebrar con mariachi, pollo en achiote, rompope y música a Doña Socorro, pero lo más importante para recordar cada una de las vivencias de la mujer.

A pesar de su edad Doña Socorro, aseguró no tener ninguna enfermedad solo pequeños dolores en sus piernas y problemas en la vista.

"Bien, no me duele nada gracias a Dios nomás la fuerza y la vista, que no veo. "Me han hecho análisis y no me sale nada. Nada me duele" , expresó.

Doña Socorro es testigo vivo del movimiento revolucionario
e incluso reveló ser hija de militares, por lo cual, las carencias económicas se hicieron presente en su niñez lo que la obligó a trabajar desde muy joven.

"Con muchas carencias, con mucha pobreza, antes, ahorita no ya estoy en la gloria, con dos hijas que tengo aquí, soy feliz".

Una de sus hijas aseguró sentirse afortunada de tener una mamá como Doña Socorro.

"No pues yo me siento muy contenta, con la voluntad de Dios de dejárnosla tanto tiempo. No hay más que ver por ella y todo verdad"

Doña Socorro aseguró sentirse lista para el próximo año celebrar su cumpleaños 108.