RICARDO ALANÍS
5 de octubre de 2016 / 09:59 a.m.

MONTERREY.- El Dragón o pavimentadora de asfalto que tiene el municipio de Monterrey fue adquirido en el 2003 a un costo de 35 millones de pesos, pero hoy está descontinuado e incompleto y permanece en el abandono porque le falta un cilindro especial, que no fue entregado por la administración anterior de la ex alcaldesa, Margarita Arellanes Cervantes, por lo que ahora podría ser vendido por kilo a alguna empresa chatarrera.

Cuando inició la actual administración de Monterrey, del alcalde, Adrián de la Garza, una de las sorpresas que encontraron fue que el Dragón lo recibieron descompuesto, ya que no tiene una pieza cilíndrica que cuesta alrededor de 700 mil pesos, y tampoco existe un acta que señale qué le pasó a ese accesorio.

En esa ocasión el alcalde regiomontano comentó que otros de los daños que heredaron de la administración de Arellanes Cervantes es en algunas retroexcavadoras, que ni siquiera tienen llantas.

Marcelo Segovia Páez,
secretario de Servicios Públicos de Monterrey, informó que a la máquina le falta una pieza.

“Cuando ingresó la administración del alcalde Adrián de la Garza el Dragón estaba incompleto, se tuvo el robo de un rodillo, por lo cual, primero, pues lo hace servible a medias, y ahí lo tenemos.

“No lo hemos puesto en uso en los meses de la administración que llevamos del alcalde, no lo hemos puesto en operación y ya no cumple con la Ley de Pavimentos Estatal que entró en vigor este año”, dijo.

¿Y qué pasó con el Dragón, lo van a vender al kilo o qué?

“No sabemos, ahí lo tenemos todavía, se está en un tema de la Contraloría, por la falta del rodillo que mencionaba, entonces ya que la Contraloría nos pueda dictar una posible acción de venta o de subasta o lo que sea, les informaremos.

“Sí (ya sería barato) hay en otros estados y en otros países que sí se sigue utilizando esa tecnología, que no los regula (la ley), ya sea que un interesado en comprarlo como aparato para utilizarlo o que sea más factible venderlo al kilo”, explicó.

El Dragón se encuentra actualmente abandonado en el parque Alamey, ubicado en la colonia Del Norte.