SANDRA GONZÁLEZ
1 de octubre de 2015 / 08:56 a.m.

Monterrey.- Tener más unidades de transporte le costó a los nuevoleoneses padecer los incrementos considerables en las tarifas, lo cual ocasionó que en múltiples ocasiones los usuarios cuestionaran la calidad del servicio respecto al costo. 

Una de las cartas más presumidas por el gobierno de Rodrigo Medina de la Cruz fue la del transporte público, sin embargo la renovación le costó muy cara al pueblo.

LO BUENO: lA ECOVÍA

Lo bueno en este rubro, fue la construcción de una nueva opción: Ecovía, 30 kilómetros de recorrido en unidades de lujo con cámaras de vigilancia, wifi y clima para trasladarse en menor tiempo de Monterrey a Guadalupe.

También se renovaron las unidades al 100 por ciento, y se incrementó la flotilla a 5 mil 356 entre van's, microbuses, midibuses y panorámicos.

LO MALO: INCREMENTO EN LAS TARIFAS

Lo malo es que los empresarios del transporte, le cobraron su inversión a los usuarios con un incremento de tarifas que en los seis años representa un 70 por ciento.

En 2009 costaba siete pesos para 2015 el promedio fue de 12 pesos sin Tarjeta Feria y varia dependiendo del modelo de la unidad.

Aún con la Tarjeta Feria que se introdujo durante esta administración, la cual tiene un costo de $20 pesos, las tarifas del transporte público de Nuevo León son las más caras del país pues tienen un costo entre los $9.50 y $10.20 por viaje sencillo.

LO PEOR: el servicio

Lo peor es que el nivel del servicio no está a la par de las unidades pues la queja frecuente de los usuarios es el mal manejo de los chóferes, los constantes accidentes que dejan daños materiales e incluso muertes.

Y ni hablar de la reestructuración de las 24 rutas que pasaban por las avenidas Lincoln y Ruiz Cortines que dejaron confusión y cansancio a los usuarios.

Aunado a esto, la falta de mantenimiento a las unidades es constante, pero sobre todo al sistema Metrorrey que recientemente ha tenido quejas y le da la despedida a esta administración con un descarrilamiento.