Multimedios digital
24 de marzo de 2015 / 09:00 a.m.

Monterrey.- Un grupo de mujeres ejidatarias de la comunidad de Concepción en Cadereyta, denunciaron que el comisariado, Alfonso Vela Heredia, pretende despojarlos de 12 hectáreas de tierras de cultivo que desde hace años son sus fuentes de ingresos.

De acuerdo a las afectadas, Vela Heredia y su hermano las hostigan con el argumento de que ellas no están trabajando las tierras y las tienen en el olvido, por lo que piden que se las entreguen a ellos.

"Nosotros tenemos 40 años trabajando ininterrumpidos y él dice que no estamos trabajando, que las tierras están abandonadas y anteriormente había un comisariado que era su hermano y nos sigue molestando.

"Nos dice que le regresemos las tierras que él las quiere para vender, ¿y le pertenecen a él o a quién le pertenecen?", cuestionó una de las afectadas.

Las mujeres dijeron que desde el año 1974 formaron una asociación, mediante la cual trabajan la tierra y emprenden proyectos productivos agrícolas en esas tierras.

En 1994 les fue otorgado un título en el que se establecía que la organización que formaron era la propietaria de esas tierras, que antes pertenecía al ejido.

"Y la empezamos a trabajar y de ahí se vendía, si era espiga se vendía y nos repartíamos el dinero

"Quisiera que alguien nos escuche porque dicen que nos pertenece, aquí todo mundo tiene derechos hasta los fallecidos, menos nosotras", señalo.

Este lunes las mujeres acudieron a la delegación de la Procuraduría Agraria, ubicada en la Calzada Madero en Monterrey, donde expusieron su preocupación en una reunión con el comisariado ejidal.

La respuesta fue que dentro de unos días un visitador de la dependencia acudirá al ejido con el fin de resolver el conflicto.

El padre José Manuel Guerrero Noyola, quien acompaña a los habitantes de Cadereyta en sus diferentes problemas, también condenó estos actos, en los que aseguró también hay un regidor priista involucrado.

"¿Qué es lo que está pasando que la autoridad]?, un regidor del PRI y un comisariado están tratando de quitarle la tierra a las 13 mujeres campesinas en complicidad con la Procuraduría Agraria y las cosas comienzan a empeorarse porque la autoridad en vez de favorecer un diálogo y soluciones, siempre está buscando la manera de aprovecharse de ellos".

AFECTADOS POR DERRAME SIGUEN SIN INDEMNIZACIÓN

A siete meses de que ocurriera el derrame de crudo en el río San Juan ocasionado por una toma clandestina en el oleoducto Madero-Cadereyta, el padre José Manuel Guerrero Noyola mencionó que no se ha indemnizado a los afectados.

Señaló que los campesinos han tratado de hablar con las autoridades, pero no han tenido respuesta.

"No han indemnizado y el gobierno está cerrado al dialogo los campesinos están tratando de buscar diálogo con las autoridades estatales, municipales… de la PROFEPA ya le dieron solución y carpetazo", aseguró.

El padre 'Chema', como también ces conocido el sacerdote, explicó que el trámite ha avanzado, pero con muchas trabas por parte de las autoridades municipales.

"El tramite está caminando, pero siempre con muchos problemas por parte de la autoridad municipal, siguen estorbando demasiado para una solución justa".

Y aunque las lluvias que se han registrado en los últimos meses han favorecido a los campesinos con las cosechas, aun necesitan apoyo, denunció.