FRANCISCO ZÚÑIGA
6 de septiembre de 2016 / 09:16 p.m.

MONTERREY.- Si el procurador es elegido democráticamente mediante voto popular, se corre el riesgo de que sea un político el que ocupe el cargo, y con ello politizar la procuración de Justicia, consideró el alcalde de Monterrey, Adrián de la Garza Santos, quien ocupó ese cargo durante la pasada administración estatal.

Si bien la tendencia nacional -incluso internacional- es que la Procuraduría de Justicia sea autónoma administrativa y financieramente, no consideró conveniente que sea el pueblo el que vote al procurador.

Incluso, reconoció que se puede prestar a financiamientos, lo que implicaría el riesgo de parcialidad al procurar la justicia.

Además, un procurador electo podría ser más político que técnico.

“Creo que pudiera prestarse a que fuera más un buen político y se politizaría esa institución, que no debe politizarse, quisiera ver la propuesta a fondo, pero no creo que sea conveniente que se elección popular, sí creo que poco a poco se vaya haciendo un organismo autónomo ejecutivo”, dijo Adrián de la Garza.