MULTIMEDIOS DIGITAL
30 de enero de 2016 / 09:29 a.m.

Monterrey.- La directora de Salud Pública de Nuevo León, Socorro Rodríguez, exhortó a la población a evitar depósitos de agua que puedan servir de criadero de mosquitos Aedes aegypti, transmisor de zika, dengue y chikungunya.

En entrevista con Azucena Uresti para Telediario Matutino, la especialista recordó que se han registrado cuatro casos de zika en la entidad, dos hombres y dos mujeres, y aunque ya no presentan síntomas, no se descarta la presencia del virus en la entidad.

"Una vez que se presenta el primer caso ya decimos que ya está introducido (el virus) aquí en nuestro Estado", indicó.

Aunque Socorro Rodríguez aclaró que "no solamente las mujeres embarazadas pueden estar en riesgo al virus", como lo había alertado la Organización Mundial de la Salud, recomendó que todas las mujeres embarazadas deben acudir a su doctor para llevar un control de su gestación.

"Todas las personas somos susceptibles al virus, ya que apenas se acaba de introducir aquí (en Nuevo León)", indicó.

De acuerdo a la Secretaría de Salud, no existe una vacuna para prevenir la infección por este virus ni tratamiento específico, por lo que al igual que para el dengue y chikungunya, el tratamiento es sólo sintomático.

Por la anterior la funcionaria dijo que para reducir la propagación del zika es importante "lavar, tapar, voltear y tirar recipientes que contengan agua estancada".

Los síntomas del virus son fiebre, conjuntivitis, dolor de cabeza, dolor muscular, salpullido, comezón y escalofríos.