NOTIMEX
8 de marzo de 2016 / 06:30 a.m.

México.- Las mujeres que se emplean en el trabajo doméstico en Nuevo León, de las cuales una gran mayoría proviene de diversas etnias, registran poco avance en materia de sus derechos laborales.

Así lo señaló, la directora de la organización Zihuame Mochilla (Mujeres con Esperanza), Carmen Farías Campero, en el marco del Día Internacional de las Mujeres que se celebra este 8 de marzo.

Indicó que no ha habido cambios en materia de derechos laborales para las mujeres desde la junta del 2012 con el Comité de la Cedaw de la ONU, el cual busca erradicar todas las formas de violencia contra las mujeres.

Señaló que fue en julio del 2012 cuando presentaron ante el Comité de la Cedaw -Convención sobre la eliminación de todas las formas de discriminación contra la mujer, por sus siglas en inglés)- un reporte que mostraba este descuido en materia de derechos laborales.

“El reporte mostraba que encontraron que hay una parte muy importante en la ley que tiene que ver con derechos laborales, sobre todo para mujeres que están en el empleo doméstico, sector el cual no está recibiendo la importancia necesaria a ser reconocidos sus derechos laborales a diferencia de otros”, dijo.

Mencionó que aunque “se habla de que hubo una reforma en la Ley Federal del Trabajo desde el 2012, continúa habiendo un rezago, porque no está contemplando por ejemplo que los patrones sean obligados a registrar a sus empleados a un Seguro Social”.

La directora Zihuame Mochilla, organización que participa en conjunto con otras organizaciones, como Ciudadanos en Apoyo a los Derechos Humanos (Cadhac) y Alternativas Pacíficas, a través de conferencias y difusión de derechos, comentó que esto es un reflejo de una desigualdad estructural y subrayó la importancia de remediarlo.

“Estamos en espera de que el senado ratifique el convenio 189 de la hoy Organización Internacional del Trabajo”, el cual habla de los derechos de las personas en el empleo doméstico, expresó.

Al firmar esta ratificación “se vuelve obligatorio, aunque la Ley Federal del Trabajo aún no este paralelamente correlacionada, más son vinculantes”, agregó.

Zihuame Mochilla está interesado en este tema de los derechos laborales para empleados domésticos, pues es un organismo dedicado a apoyar al sector indígena en especial a las mujeres, remarcó.

Lo anterior, agregó, a raíz que desde 1995 se dio un aumento de esta población en Nuevo León, “y son personas que muchas veces trabajan como empleados en el hogar y los cuales no reciben sus derechos”.

Mencionó que todo esto es reflejo de un problema grave de desigualdad estructural el cual se traduce en violencia.

“Y no sólo afecta al sector indígena”, aseguró la directora del organismo, sino que “se ve en todas las clases económicas, todos los grupos, es un asunto social”.

Por eso al conmemorar el Día Internacional de la Mujer, dijo, buscan concientizar sobre muchas costumbres y hábitos sociales que son desiguales y reconocer que no debe ser consideradas como normales, mucho menos si conllevan violencia.

“Es una invitación a reflexionar sobre la situación de desigualdad que sigue prevaleciendo en contra de las mujeres, si bien se ha logrado un gran avance, la igualdad aún no se ha conseguido, sigue habiendo diferencias al momento de los empleos”, destacó Farías.

La organización está a favor del empoderamiento de la mujer, con la autonomía económica como vía para la erradicación de la violencia, puntualizó.

Resaltó que la organización maneja un programa de emprendimiento para las mujeres, donde trabajan con textiles, además de realizar labores de repostería y panadería, entre otras, y brindar orientación en temas de contabilidad y mercadotecnia.

Asimismo, expresó, se manejan temas de masculinidad, “y el buscar el propio apoyo de los hombres en este cambio, pues es social y se va a ver en otras áreas de la vida el que exista un mayor grado de igualdad, logrando una sociedad más plena”.