15 de enero de 2014 / 11:59 p.m.

Monterrey.- Para encontrar a los desaparecidos por el crimen organizado se necesita primero voluntad política, que en México parece irse dando, pero es imprescindible que el Gobierno asuma como propia la búsqueda de las personas, consideró la activista Kathyrne Bomberg, directora general de la Comisión Internacional sobre Personas Desaparecidas.

Bomberg puntualizó que se ha ido avanzando mucho en materia de búsqueda de desaparecidos, pero todavía falta más en materia de legislación, no sólo en México, sino en todo el mundo.

"Falta mucho en legislaciones en México y en otros países para personas desaparecidas, en este momento sí hay señales positivas de que hay voluntad política, pero tiene que haber más, esas señales positivas deben convertirse en opciones, no solamente el deseo de encontrarlos, sino plasmarse en leyes y en una base de datos que pueda compartirse entre instituciones", declaró la activista.

La Comisión que representa Bomberg ha trabajado en diversos países, y en Bosnia Herzegovina ha logrado encontrar e identificar a unos 30 mil de los 40 mil desaparecidos que se calcula hubo durante la guerra. 

Invitada por CADHAC, dijo que busca comprender la complejidad del problema en México, para analizar la situación y ver la manera para poder colaborar.

"Una buena opción es crear una comisión especial, con protocolos donde defina el papel de cada institución participante, que le den participación a los familiares de desaparecidos, dijo la activista, porque una muestra de voluntad política es que sean los gobiernos los que tomen como propia la responsabilidad de buscar a esas personas desaparecidas”.

Bomberg se entrevistó con el Procurador Adrián de la Garza, acompañada de la directora de CADHAC, Consuelo Morales, y dialogaron sobre la situación de Nuevo León y México en torno a los desaparecidos.

Consideró que la entidad tiene tecnología adecuada para lograr una buena identificación de restos que permitan hallar a personas desaparecidas.

Dijo que apenas está conociendo a fondo el problema en la entidad, donde existen por lo menos unos mil 50 personas que no volvieron a sus hogares.

"Busco comprender la complejidad del problema en México, analizar la situación y tratar de pensar la posible forma en la que podamos colaborar después". 

Sobre trabajar en México, dijo que actualmente no tienen un fondo para hacerlo, y para poder actuar, tendrían que recibir apoyos especiales, de cualquier gobierno, incluso el mexicano, aunque las donaciones generalmente vienen de organismos internacionales y gobiernos europeos, y es la misma comisión la que se encarga de buscarlos.

FRANCISCO ZÚÑIGA ESQUIVEL