16 de abril de 2014 / 03:16 a.m.

Monterrey.- La Procuraduría de Justicia ubicó a la enfermera que preparó el cuerpo de la mujer embarazada, quien murió en Cadereyta, y sostuvo que su hijo nació sin vida, por lo que lo prepararon para dejarlo dentro de la bolsa en la que entregaron el cuerpo de su madre.

La profesionista, que responde al nombre de Dulce, fue la última empleada del Hospital de Pemex que ha comparecido en relación a la desaparición del cuerpo del nonato que este miércoles cumple 10 días desaparecido.

Trascendió que Dulce aseguró que fue ella quien se encargó de preparar el cadáver de Jovita Vela Rodríguez para que lo recogieran los paramédicos del Servicio Médico Forense.

Dijo que mientras ella amortajaba el cadáver de la adulta, un camillero del hospital preparaba el cuerpecito del pequeño que nació sin signos vitales.

Aseguró que le ordenó al camillero dejar los restos del bebé junto a los de su madre para que ambos fueran trasladados al Semefo.

Después de concluir el turno del domingo seis de abril, cuando ocurrieron los hechos, la enfermera pidió permiso para viajar a la ciudad de McAllen, Texas.

Eso quedó asentado en la diligencia que le recabó el agente del Ministerio Público que integra la averiguación del caso.

Redacción