17 de noviembre de 2014 / 01:32 p.m.

Monterrey.-  La llegada de una trasnacional a un estado o región puede traer beneficios económicosy oportunidades laborales para las personas del lugar, sin embargo uno de los problemas a los que se enfrentan es la falta de mano de obra calificada.

Y es que esto es algo que sucede en diferentes entidades federativas de México e inclusive en otros países; rara vez existen políticas que delimiten la llegada de inversiones de plantas o empresas en ciertos sectores dependiendo de lo que la región puede ofrecer.

Como sucederá con la llegada de Kia Motors, la población en los alrededores deberá convertirse y especializarse en el sector automotriz. Considerando que la armadora se ubicará en el municipio de Pesquería, en donde no existe un asentamiento relacionado a dicho sector, será necesario tomar medidas para que los habitantes del lugar puedan responder a la demanda que habrá.

Por eso, se han tomado ya medidas por parte de las autoridades tanto estatales como municipales, como la creación de escuelas y carreras técnicas especializadas, en anticipación para que cuando la surcoreana abra sus puertas éstos puedan obtener un trabajo.

Pero el país de origen de esta empresa no es extraño a este tipo de situaciones; es más, se trata de una problemática que su gobierno ha intentado resolver en los pasados años con el impulso a iniciativas como el 'Korea Industrial ComplexCorp' (Kicox).

Se trata de una iniciativa del mismo gobierno que aglomera a los ocho complejos industriales del país, a manera de parques. Éstos, ubicados en zonas estratégicas por cuestiones de logística o, bien, de recursos se dividen por temas específicos de las empresas que se encuentran dentro de ellos.

El Kicox representa el 69 por ciento del total de la producción manufacturera del país surcoreano, el 81 por ciento de las exportaciones, y el 47 por ciento del total de los trabajos. Se encamina, asegura su Presidente NamHoonKang, que busca entrar en la era de competitividad en donde se logre llegar a ganancias de 40 mil dólares per cápita.

Según explicó KyoungHkwan Kim, gerente adjunto del equipo de apoyo a los Clústers de Kicox, los complejos fueron instalados en diferentes regiones, y tienen sus propias funciones específicas. Si una empresa quiere instalarse en Corea del Sur, lo debe de hacer en el complejo que le corresponde dependiendo a su giro.

Por ejemplo, el complejo industrial del área de Seúl engloba a aquellas empresas relacionadas a "la industria del conocimiento" y las tecnologías de la información; el complejo del área de Incheon reúne a aquellas pequeñas y medianas empresas de partes y materiales especializadas en partes de automóviles y electrónica.

Por su parte, el área industrial de Gyeonggi engloba a las pequeñas y medianas empresas manufactureras de material de alta tecnología; el área de Chungcheong es aquella en donde se ubican las empresas relacionadas a la salud: farmacéuticos, cosméticos, equipamiento médico, y suplementos alimenticios.

El complejo ubicado en el área de Daegyeong (también conocido como el Silicon Valley de Corea) reúne a la industria especializada en alta tecnología, a manufactureros de televisiones digitales y teléfonos móviles.

El área de Dongnam es donde se reúne a la industria química; el área de Honam engloba a la industria química también, pero enfocada más bien en fotónicos y automóviles; y finalmente el complejo en el área de Gangwon  se enfoca en la logística de la promoción y desarrollo económico al designar distritos de intercambio gratuito.

"Tuvimos este problema hace algunos años. Fue una de las cosas que se decidió hacer, englobar a las industrias por regiones ya que, de esa manera, se permite un verdadero avance y se ofrece a las empresas mano de obra calificada especializada en los temas de su interés. Los demás países no lo hacen, las empresas solo llegan a algún lugar de su elección, o que se les ofreció por parte del gobierno", explicó Hkwan Kim.

FOTO: Roberto Alanís

DANIELA GARCÍA