9 de abril de 2014 / 01:10 a.m.

La adicción de la occisa Martha Ericka Valdez Páez, de 32 años de edad, salió a relucir en las investigaciones que llevan a cabo los elementos de la Agencia Estatal.

Monterrey.- Aunque, la mesera que murió durante una cirugía de liposucción, presuntamente, era adicta a la cocaína, hecho que le pudo provocar el infarto que finalmente le causó la muerte, la Procuraduría de Justicia sigue buscando al médico encargado de la intervención quirúrgica.

La adicción de la occisa Martha Ericka Valdez Páez, de 32 años de edad, salió a relucir en las investigaciones que llevan a cabo los elementos de la Agencia Estatal. 

Pero, siguen pendientes los resultados de las pruebas patológicas que realizan los médicos forenses de la Procuraduría de Justicia para determinar con exactitud las causas del deceso ocurrido la madrugada del pasado sábado en el Centro Médico Nogalar, en el municipio de San Nicolás.

Mientras, los especialistas concluyen esos estudios, investigadores estatales tratan de localizar al médico Mario Chavarín Ortega, quien fue señalado como el responsable de la cirugía plástica a la que se iba someter la víctima.

La muerte de Valdez Páez se está investigando como un delito culposo, el cual está contemplado en el nuevo sistema acusatorio.

Por lo que independientemente de los resultados que arrojen las pruebas patológicas, al momento de ser localizado, el profesionista será presentado por un agente del Ministerio Público ante un juez de control, y deberá enfrentar el juicio correspondiente, pero gozando de su libertad.

Al decidir enfrentar a la justicia, Chavarín Ortega sólo tendrá que cumplir con las medidas cautelares que le imponga el juez asignado al juicio de control de detención del caso.

Redacción